por Julia Di Santi “Más vale tarde que nunca” dijeron las clínicas privadas y en fila salieron a declarar en distintas provincias del país la iniciativa que llevarán adelante si la ley de interrupción voluntaria del embarazo pasa el Senado. Lo que intentan estos “comercios” (no podemos llamarlos de otra forma) es presentar amparos judiciales para solicitar que sus clínicas puedan ser objetoras de conciencia de forma institucional y no,...

  • IzquierdaWeb