Este miércoles 21 de abril se realizó una nueva medida de fuerza docente que contó con la adhesión de una amplia mayoría de los docentes, pero que al no ser parte de un plan de lucha coherente con la dureza del gobierno, no alcanza para lograr un aumento sustancial en los sueldos docentes. La bronca crece y la burocracia se va quedando sin excusas Ante un gobierno que golpea...

  • IzquierdaWeb