El primer signo de alarma para las y los estatales fue la conferencia de prensa de Dujovne en plena corrida del dólar: “vamos a modificar las metas del déficit del 3,2% al 2,7%”. Está claro que no hay forma de reducir el déficit fiscal si no es achicando el gasto del Estado: más despidos y reducción salarial. Después vino el anuncio del acuerdo con el FMI y el fantasma de...

  • IzquierdaWeb