Con el veto presidencial de ayer a la ley antitarifazos y la evidente complicidad de la mayoría de la oposición parlamentaria (que seguía el circo parlamentario sin denunciar el inminente veto), la situación de tensión y bronca ha escalado. Por eso la culminación de la “Marcha Federal” convocada por organizaciones sociales se está llevando a cabo con aires que se pueden cortar con tijera. El gobierno y sus medios afines...

  • IzquierdaWeb