La empresa que opera el Subterráneo de Buenos Aires, Metrovías (perteneciente al grupo Roggio), ha anunciado el avance en una auténtica provocación. En un evidente intento de poner de rodillas la histórica organización de los trabajadores del subte, anuncian lo que en cualquier idioma se llama persecución sindical: el despido de directivos del sindicato del subte, AGTSYP. En sintonía con el avance reaccionario del gobierno, hablan hipócritamente de su preocupación...

  • IzquierdaWeb