En la tradición política  argentina cada vez que el fantasma recurrente de la inflación vuelve a escena, inmediatamente se instala la analogía con el Rodrigazo, metáfora inevitable, por haber sido dicho proceso un clásico del fenómeno inflacionario que popularmente se conoce como que “los precios suben por el ascensor y los salarios suben por la escalera”. Este mecanismo resulta característico del capitalismo como “lima” del salario de los trabajadores, en...

  • IzquierdaWeb