Entramos al mes de abril y cuando deberíamos estar concentrados en planificar nuestras clases (que dicho sea de paso es un trabajo no pago) somos miles de docentes los que vemos peligrar nuestros puestos de trabajo y cientos de miles los que vemos depreciarse nuestros sueldos con las sucesivas “propuestas” del gobierno de Vidal que no son más que tomaduras de pelo. El cierre de los Bachilleratos para adultos...

  • IzquierdaWeb