La Policía es el brazo armado del Estado burgués cuya función social es reprimir a los trabajadores que salen a luchar. Pero además es de las instituciones más podridas y corruptas de todo el sistema “democrático” capitalista. De manera cotidiana el pueblo trabajador puede ver que es la fuerza policial la garante de los más turbios negocios en los barrios (trata, narcotráfico, secuestros extorsivos): la policía genera inseguridad. Además de...

  • IzquierdaWeb