Con el respaldo de una operación mediática, Alejandro Cacetta fue desplazado de la presidencia del INCAA por el Ministro de Cultura, Pablo Avelluto, bajo el argumento de buscar “transparentar al máximo la gestión del instituto”. Además, Avelluto anunció que habrá una “reestructuración general” que incluirá despidos y la intervención de la Oficina Anticorrupción. Se trata de una nueva ofensiva del gobierno que creemos debe ser enmarcada dentro de la profundización...

  • IzquierdaWeb