Bien tempranito, pasaditas las siete de la mañana los alrededores del Obelisco comenzaron a poblarse de trabajadores con llamativos mamelucos naranjas y azules, muchos de ellos lucían sobre sus cabezas un robusto casco con su correspondiente lámpara, los automovilistas no entendían lo que pasaba, creyeron que se trataba de una emergencia ecológica o alguna catástrofe ambiental, pero no, se trataba de algo que en los últimos tiempos se ha hecho costumbre en el Obelisco, trabajadores protestando y reclamando contra las injusticias que sufren gracias a la política abiertamente antiobrera de este gobierno de CEOs y empresarios presidido por Macri.

Eran los mineros del carbón, que viajaron más de 3.000 Km desde la mina ubicada en la localidad de Río Turbio, Provincia de Santa Cruz, una de las poblaciones más australes de nuestro país. Viajaron semejante cantidad de kilómetros para visibilizar su lucha, que al igual que las enfermeras del Posadas hace meses están luchando contra los despidos ordenados por el gobierno nacional. Son despidos salvajes y sin argumentos, porque tanto en la mina como en el hospital NO sobra nadie, estos ataques sólo se entienden desde la lógica ajustadora del gobierno de Cambiemos que quiere bajar el déficit fiscal a telegrama limpio, mientras, por el otro lado, pagan cada día que pasa más millones de intereses por la deuda tomada en los últimos dos años.

Acompañando a los mineros de Turbio y a las enfermeras del Posadas estaban otros sectores que también reclamaban por la reincorporación de sus despedidos, como los trabajadores del  INTI, de Cresta Roja, de Ferrobaires, del Ministerio de Economía, tercerizados del Sarmiento y otros sectores, también se sumaron solidariamente a la jornada de lucha los compañeros del Garrahan, SUTEBAS luchadores y diversas agrupaciones sindicales y partidos como la Agrupación Carlos Fuentealba de ATE y docentes integrante de la Corriente Sindical 18 de Diciembre y el Nuevo Mas.

Después de casi 3 horas de corte del metrobús que produjo un descomunal embotellamiento en el corazón de la ciudad, la columna se dirigió hasta la Av de Mayo para sumarse a la marcha convocada por la CTA Autónoma en el marco de un paro nacional de ATE Nacional que terminaría con un acto a realizarse en la Plaza del Congreso.

Fuertemente custodiados por la tristemente célebre Policía de la Ciudad, responsable de innumerables represiones a la lucha obrera y popular, la columna fue avanzando por la 9 de Julio, al llegar a la intersección con la Va de mayo. En ese momento y sin mediar motivo la yuta arremetió contra la cabecera donde se encontraban los mineros, el Posadas y el INTI, a los palazos y tirando gas pimienta para todos lados, se produjeron forcejeos que fueron aprovechados por las fuerzas represiva paras intentar detener a los referentes de la lucha minera, está filmado como se llevan detenido al compañero Ernesto Uribe directivo de la Seccional Río Turbio de ATE y como tiraron en el piso a Cristian Gordillo Srio Adjunto de la misma seccional que finalmente logró zafar de la yuta gracias a la intervención de varios compañeros.

Frente a esta provocación la manifestación volvió cortar toda la 9 de Julio y así se mantuvo hasta que apareció la columna de ATE y todos se encolumnaron para marchar al Congreso. Una nota de color o de “calor” sucedió cuando el secretario general de ATE “Cachorro” Godoy se puso delante de la fila de mineros y se tuvo que “comer”  la reprimenda de varios mineros que le reclamaron a viva voz “¿dónde estabas cuando nos cagaban a palos y se llevaban a nuestro compañero? ¡recién venís ahora para ponerte adelante de nosotros!”. El dirigente ensayó una explicación para zafar, pero no convenció a nadie, y menos convence un discurso que no tiene nada que ver con la realidad, lamentablemente se ha hecho costumbre que las “Jornadas de Lucha” con “Paro Nacional”, ni son de lucha y  menos sirven para que algún estatal se adhiera al paro, se han transformado en algo así como un espejismo virtual donde “parece que se lucha”, pero “no se lucha”, no hay continuidad ni voluntad  real de enfrentar los ataques del gobierno nacional, esa es la realidad , los conflictos en curso se sostienen gracias al aguante de la base y el activismo, por eso en la marcha los sectores en lucha y los que apoyábamos fuimos una clara mayoría sobre el aparato  que sostiene a esta dirección sin rumbo.

Finalizado el acto, aguantamos junto a los mineros que saliera el compañero Uribe, cuando llegó a la carpa en el Congreso estaban todos los “viejos” para recibirlo con mucha emoción y respeto, hasta alguno se le escapó una lágrima. Después de los abrazos y el reconocimiento por que “puso huevos”, vino el momento de pensar y reflexionar lo hecho en tan pocos días, es como un curso acelerado de sindicalismo y política. Estos pocos días en Bs. As. están dejando enseñanzas que servirán para los momentos que se vienen, que por lo visto serán momentos difíciles porque está claro que se va a un enfrentamiento mayor contra los planes del gobierno , que en definitiva consisten en derrotar a los mineros para que acepten lo que se le ocurra a personajes nefastos como Aranguren y sus secuaces en la Cuenca Carbonífera, como el senador Costa, el interventor Zeidán y todos los chupamedias y obsecuentes que se vendieron por dos monedas.

El balance de la jornada ha sido muy positivo, porque el “tema de los mineros de Río Turbio” se instaló en los medios, a fuerza de corte de calle se empezó a visibilizar el reclamo por la reincorporación de los 500 mineros despedidos y la puesta en marcha en forma urgente de la Mega usina de 240 megavatios.

La jornada demostró que frente al “planchazo” de los dirigentes, igual se puede coordinar y llevar a delante una medida de lucha decidida desde “las bases”, esto también demuestra que hay que rebalsar a las direcciones tradicionales que están en la “tregua permanente” o los que dicen “hay que esperar al 2019”. Ahora hay que seguirla, hay que darles continuidad a las resoluciones del Encuentro realizado en febrero en el Hospital Posadas, para eso el próximo viernes a las 17hs los mineros, las enfermeras del Posadas y otros sectores en lucha junto a agrupaciones gremiales y políticas convocan a una reunión para seguir avanzando en la unidad y por el triunfo de las luchas.

Desde la Corriente Sindical 18 de Diciembre y el Nuevo Mas nos sumamos a esa convocatoria y esperamos se profundice el camino emprendido en el Encuentro del Posadas y la Jornada de ayer en el Obelisco, y que comencemos a poner en pié un 1° de mayo de los luchadores y la izquierda que sirva para fortalecer y ampliar la lucha contra el ajuste del gobierno de Macri, la patronal y la traición de la burocracia sindical.

 

Héctor “Chino” Heberling


Entrevista: la lucha de los mineros de Río Turbio

Desde Socialismo o Barbarie estuvimos presentes en el acampe instalado por los compañeros de la mina y les preguntamos acerca de la pelea que están dando. Hablamos con el compañero Santos, que lleva 30 años de trabajo allí.

SoB: ¿Cómo es la situación actual en la mina? ¿Cómo se llegó a esta situación?

S: Vinimos acá a visibilizar nuestro problema. Hace dos años que no quieren poner en marcha la empresa. Nosotros queremos que la usina se ponga en marcha, que reincorporen a los compañeros despedidos, que respeten nuestro convenio colectivo de trabajo. Quieren dejarnos sin nuestro convenio. Si se pone en marcha la empresa, vamos a poder generar riqueza para todo el país, trabajo para muchos. Están boicoteando la puesta en marcha de la empresa, la tienen paralizada.

SoB: Nos decías que ustedes fueron extorsionados por el gobierno y la gestión de la empresa…

S: Así es, nos quieren extorsionar. A cientos de compañeros les dijeron que no podían seguir trabajando y los echaron. Al resto nos dicen que van a poner en marcha la usina si aceptamos un nuevo convenio colectivo. Nos quieren hacer lo que les hicieron a los petroleros. Nos quieren imponer un convenio de precarización, elaborado por la patronal sin participación sindical ni de ningún trabajador. Por eso estamos acá.

SoB: ¿Cómo decidieron instalar la carpa en Buenos Aires?

S: Lo primero que hicimos fue ocupar con el cuerpo la mina para responder a la extorsión. Pero creímos necesario hablarle al resto de los trabajadores de nuestra lucha, por eso decidimos venir acá, para que más trabajadores nos vean. También para que nos tengan que ver a la cara y nos traigan alguna solución a nosotros, los mineros.

SoB: ¿Cómo viviste la manifestación del día de hoy?

S: Nosotros nos estábamos manifestando con normalidad. Fuimos interceptados y maltratados desde el principio por la policía, no querían permitir que nos movamos. No hacíamos más que manifestarnos cuando se dio el primer encuentro. Nos dijeron que no podíamos avanzar más. Así no reprimieron y se llevaron preso a un compañero por reclamar su derecho a trabajar.

SoB: ¿Qué te gustaría decirle al resto de los trabajadores que están luchando contra los despidos?

S: Le quiero decir a los compañeros que hay que unirse. Todos los trabajadores, porque a todos nos están sometiendo de la misma forma, quitándonos derechos. Cada uno con el reclamo que le corresponde, pero haciéndolo juntos. Porque la realidad es que vienen por todos nosotros, este gobierno viene por todos nosotros.

 

 

 

 

Dejanos tu comentario!

  • Nuestra Prensa – SoB 465

  • Suscribite para recibir las novedades y comunicados del Nuevo MAS

  • en esta edicion