El 23 de Febrero (8 de marzo en el calendario occidental) de 1917 amaneció algo más templado que los días anteriores, el frío invernal había dejado paso a un día casi primaveral con -5° en Petrogrado. Era el Día Internacional de la Mujer Trabajadora y tanto mencheviques como bolcheviques se preparaban para celebrarlo con los clásicos mitines y agitaciones que caracterizaban esta jornada. Lo que nadie sabía al comienzo de...

  • IzquierdaWeb