“Sólo me queda resistir en este lugar”. Frase plasmada en una de las separaciones de los boxes (cajas) del call. En los tiempos que corren, la mayoría de los jóvenes que buscamos un trabajo para sostener nuestra profesionalización y tender a independizarnos de nuestras familias caemos en las garras de los famosos call center. Oídos y gargantas rotas, ausencia casi completa de derechos laborales, quiebre emocional, son algunas de las...

  • IzquierdaWeb