MÁS UNIDAD PARA AVANZAR:

Por estos días se cumplió el primer año de conducción Marrón en la Comisión Interna, y eso es una buena oportunidad para repasar lo viene pasando.

Todos sabemos que la cosa se puso más complicada con el gobierno de Macri y se hacen sentir los aumentos de precios en todo, empezando por la comida, el boleto, los remedios, la nafta, los servicios… aumentos que duelen en el bolsillo de los trabajadores, no de los empresarios.

Somos respetuosos de la decisión que tomó cada uno en el cuarto oscuro. Para nosotros los trabajadores no tienen la culpa, la responsabilidad es siempre de los que gobiernan, porque uno, se haya equivocado al elegir o no, siempre busca estar mejor como trabajador. Pero hay una realidad: este es un gobierno mucho más duro con los trabajadores.

Pero mucho cuidado! No es lo mismo en esta situación tener al frente de la Comisión Interna a defensores de los derechos de los trabajadores como somos nosotros, que tener a botones de la patronal. En la mayoría de las fábricas (no todas) los delegados son correa de transmisión de la empresa, funcionan como empleados de la patronal, no como representantes de los trabajadores. Defienden a la empresa que se llena los bolsillos con nuestro esfuerzo y le dicen al trabajador que ahora hay que  agachar la cabeza porque la cosa en el país anda mal y es mejor dejar pasar todas porque hay crisis. ¿Dónde está la crisis de los de arriba? No los vemos revolviendo basura.

Días atrás la empresa pagó más de $400 mil por el Teatro Maipo en el Día del Niño, y los compañeros fueron porque sus hijos se merecen eso y mucho más. Pero la empresa terminó usando el teatro para hacer un discurso e intentar meter miedo, decir que hay que cuidar el trabajo y decirle a nuestras familias que los compañeros tienen que tener cuidado con las llegadas tardes, las faltas etc., etc.

A los obreros no nos gusta que nos traten de estúpidos. Nadie cuida el trabajo más que nosotros, porque el trabajo es nuestra vida. Queremos progresar, que nuestros salarios aumenten como aumenta todo en este país!

No sólo cuidamos el trabajo, también queremos trabajar cada día mejor! Trabajar en mejores condiciones y no que el trabajo nos rompa la espalda y nos genere tendinitis en los antebrazos y los codos. Ellos nos aumentan los ritmos de producción, dejan trabajando a 3 donde tienen que trabajar 4, y si después nos lastimamos nos quieren tratar como material descartable. Los problemas de espalda y codos no se solucionan con una gorra y un casquete.

Para alquilar el teatro y darnos un sermón sí tiene plata, pero ahora resulta que a los compañeros de Templado les cambian de horario pero les quieren achicar la suma fija de $4.500 a $2.800 porque supuestamente la empresa no tiene plata. Es un escándalo!

Ante esto, desde la Comisión Interna hicimos un petitorio que  firmaron compañeros de TODOS los sectores, lo que muestra la gran solidaridad que hay entre los trabajadores de Pilkington, lo que nos tiene que poner orgullosos porque esta es la clave para enfrentar las situaciones que se presenten.  El petitorio ya fue entregado a la empresa para que revea la situación, porque sabemos que problema de plata no hay. Ahora la empresa le debe una respuesta a los trabajadores.

Compañeros, nosotros somos claros. Sabemos que las conquistas que logramos son importantes: los descuentos en la farmacia, las 43 categorías, el comedor, y hasta compramos una impresora (con la plata que sobró el Día del Vidrio) para poder facilitar los trámites a los compañeros. Pero todo esto no lo hicimos nosotros solos. Lo hicimos  todos en UNIDAD, con SOLIDARIDAD y en ASAMBLEA, es una conquista de TODOS. Ustedes saben bien cómo lo logramos, porque no nos querían dar nada. Ahora nos quieren decir que nos lo regalaron ellos como si fueran Papá Noel, pero Papá Noel no existe y nosotros no somos chicos.

Desde que estamos en la Comisión Interna hicimos 5 asambleas. Para nosotros esta es otra gran conquista. La asamblea es un espacio de democracia de los trabajadores y también de organización. Cada uno dice lo que opina, se decide  y se hace. Así es que logramos avanzar y unirnos.

Sabemos que falta mucho, no vamos a chamuyar a los compañeros en la cara. Pero para lograr lo que falta necesitamos de todos. Tenemos que lograr más unidad. Ellos piensan “divide y reinarás” y nosotros decimos “UNIDAD PARA AVANZAR”. Los que quieren dividir le hacen el juego a la empresa. Los trabajadores sólo podemos avanzar en unidad, sino somos débiles.

Esta Comisión representa a todos los compañeros, no discrimina por pensamiento ni opinión.  Somos la Comisión de TODOS los trabajadores. Así lo demostramos en el asado del Día del Vidrio. Hubo comida y bebida  para todos y a nadie le faltó nada. Escuchamos a nuestros compañeros tocar música. Y lo volvemos a decir, sobró plata. Muchos compañeros no lo pueden creer, pregunten a los compañeros con más antigüedad si antes sobraba dinero.

Esta Comisión no se va a ensuciar nunca robando la plata de los compañeros, eso ténganlo bien claro. Esta Comisión está formada por trabajadores y estamos orgullosos de decir que lo poco que tenemos lo ganamos laburando y no necesitamos más que eso. No somos chorros como los gobernantes de antes ni los de ahora, o como esos sindicalistas que se llenan de guita a costa del obrero.

Ahora lo que necesitamos es estar Unidos, compañeros. Tirar para adelante todos juntos, más allá de la planta en la que trabajemos, del puesto, del turno, o del pensamiento político. Tenemos que unirnos todos, ser solidarios entre nosotros,  y prepararnos para las paritarias. Si estamos unidos, somos fuertes.

Comisión Interna de Pilkington, “La Marrón del Vidrio”.

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb