Hernán Camarero: participante del panel sobre la historia política del movimiento obrero

 

SoB: Comentános cuál es tu opinión sobre cómo viste esta primera Jornada de Pensamiento Socialista.

Hernán Camarero: La verdad que el balance para mí es muy positivo. Tres mesas que tocaron temas muy relevantes, muy importantes para la izquierda: la lucha de las mujeres, la historia del movimiento obrero, el análisis del pasado y del presente, los desafíos. Luego un poco un balance de cierre de la parte política, las luchas de la izquierda. Así que me parece que, de conjunto, fue una actividad muy positiva. Me parece que es un tipo de actividad que la izquierda está necesitando. No es que le sobran momentos de reflexión, o de balance, de análisis, en un nivel más de elaboración teórica, de reflexiones precisamente. Así que actividades como esta, creo que son necesarias. Porque cada vez que la izquierda emprende una actividad de este tipo, yo me sumo de buen grado, porque creo que son actividades estratégicas.

SoB: En lo personal, ¿qué te aportó el panel en el que participaste?

HC: Nos complementamos bien con el resto de los compañeros. En el sentido que yo comencé con un análisis más en dimensión histórica. Fui reflexionando sobre los distintos momentos o jalones históricos del movimiento obrero en la Argentina. Luego Teddy tomó más los últimos 30 ó 40 años, lo complementó de alguna manera con mi exposición planteando lo que él veía, el análisis que podía obtener a partir de la experiencia que él había tenido en el proceso, sobre todo en Fiat. Y luego la intervención de Ayala, que fue una intervención muy rica, porque fue de análisis de la lucha de clases. Tal como él la estaba presentando y luego el cierre del “Chino” Heberling, que planteó algunas cuestiones políticas, los desafíos que tiene la izquierda en el contexto del gobierno de Macri. De conjunto me pareció que fue una mesa valiosa, muy rica. Las preguntas también estuvieron buenas. Así que el balance es bueno.

SoB: En relación a esto último que mencionás, ¿cuáles serían, a tu consideración, las tareas de la izquierda en la actualidad?

HC: Algunas ya acabo de mencionar, ¿no? En el sentido de rearmarse, en el sentido teórico, en el sentido político, hacer un balance de experiencias de la propia izquierda, cosas que me parecen están planteadas a superar, a revisar, en el mejor sentido. A ver en qué aspectos hay que afilar mejor el lápiz. En cuanto al tipo de partido, el tipo de movimiento político a construir, el vínculo con los trabajadores, con las grandes masas. Y obviamente el gran debate hoy, en 2016, es cómo nos posicionamos en la realidad. Con la derrota del kirchnerismo, el gobierno hoy, un gobierno bastante peculiar para la Argentina, un gobierno de derecha que sube con los votos. Es diferente al caso del menemismo, que había sido un gobierno muy de derecha pero construido desde el peronismo. Este es un gobierno de otro tipo, con un programa que obviamente intenta camuflar lo que inevitablemente va a intentar hacer, o ya está intentando hacer, una ofensiva a las condiciones de vida de los trabajadores y de las masas. Hoy el gran desafío es cómo ubicarse en esta nueva coyuntura: es un desafío para la izquierda, es un desafío para los trabajadores. Y bueno, ver cómo es, objetivamente cómo se puede plantear hoy un marco de alianzas, con quién hay que unirse y con quién no hay que unirse. Hay que deslindar caminos. Me parece que es una de las grandes cuestiones.

SoB: ¿Cuál es tu opinión, tu posición, sobre el tema de las alianzas?

HC: No, no, yo creo que hoy está planteado me parece un doble combate que es forjar la más amplia unidad con todos los afectados por las medidas del gobierno de Macri. Esto es, los trabajadores fundamentalmente, el movimiento estudiantil. Sabemos que hay recortes planteados hoy a nivel de las universidades, docentes, hay luchas docentes, hace unos meses hubo una gran marcha. Los trabajadores también ya han hecho algunas movilizaciones importantes. Yo creo que está planteado un acuerdo amplio y que al mismo tiempo deslinde o intente marcar elementos de balance fundamentalmente con el kirchnerismo. Yo creo que hay que evitar tanto el sectarismo, en cuanto a la convocatoria a la lucha, como también el…, si se quiere, el oportunismo o el seguidismo. Es decir, que es una necesidad para la vanguardia, para los nuevos luchadores, como para el movimiento obrero y popular en general, establecer un balance claro de lo que fue la experiencia del kirchnerismo. Porque, en parte, en buena medida, el triunfo de la derecha macrista es otro de los elementos que también hay que adjudicarle a… también es responsabilidad del kirchnerismo. Ese balance me parece que hay que hacerlo. Pero hay que hacerlo de manera abierta, no sectárea, para poder sumar al proceso de lucha a muchos trabajadores y jóvenes que han creído en la experiencia del kirchnerismo que hoy están, seguramente, con la cabeza más abierta, más dispuesta a iniciar una reflexión.

SoB: ¿Y en relación al debate que se abrió recientemente en la izquierda por lo de Hebe Bonafini y su detención, cuál es tu opinión?

HC: Yo creo que… otra vez, trabajar en esa doble dimensión a que hacía mención. Yo creo que la medida en sí, el pedido de… la medida judicial en contra de Bonafini debe repudiarse en todo sentido. En ese sentido el posicionamiento de la izquierda debe ser muy claro. Por todo lo que significó Hebe en la lucha por los derechos humanos, contra la dictadura. Es decir, entender el significado de por qué la detienen. Por qué querían detenerla. Y al mismo tiempo, en el mismo momento que se expresa eso, posicionarse frente al otro aspecto, que Hebe Bonafini cumplió un papel en relación a las Madres, si se quiere nefasto, en los últimos años, de barnizar por izquierda o de progresismo o de derechos humanos un gobierno que, desde que amparaba violaciones de derechos humanos hasta que prostituyó esa bandera por objetivos oportunistas. Entonces, me parece que el elemento de deslinde… pero previamente, el posicionarseclaramente frente a este hecho me parece que esa es la posición, al menos que yo creo.

SoB: Algo que quieras decir como cierre.

HC: Agradecerles, como dije en la mesa. Agradecerles la invitación a la actividad, que creo que estuvo muy buena, mucha gente. Y bueno, que sería bueno que la continúen, que no sea un evento sólo hecho un año, sino que tenga continuidad en el tiempo, ¿no? Porque la verdad, que Jornadas de reflexión sobre el Pensamiento Socialista hacen falta, no a un año, sino… para poder profundizar más con los temas, eventualmente partirlas en dos días, para poder tocar otras temáticas.

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb