Temas:

 

Marcha del 9 a Plaza de Mayo, 17 hs. en el Obelisco

Este martes en la Seccional Haedo de la UF se llevó a cabo otra masiva asamblea del Sarmiento. La respuesta de la base ferroviaria a los ataques de la empresa y el gobierno fue contundente, dejó en claro para todos que van a defender a su organización, a sus representantes y que van a seguir luchando contra los atropellos de la patronal, las suspensiones, por la seguridad y contra la criminalización de la protesta.

El miércoles pasado bajé del tren a las 23,40 hs.en la Estación Castelar, saludé a unos ferroviarios y caminé junto con ellos por las vías hasta llegar a la entrada de los talleres, a las 00 hs. en punto del jueves. Alrededor de 500 ferroviarios cantando, saltando, golpeando los bombos y agitando banderas de la Bordó se hicieron presentes y ocuparon las vías dando comienzo a un parazo de 24 horas en el Sarmiento.

Una fuerza impresionante: la fuerza de la clase obrera en lucha, los viejos de mil batallas que resistieron la privatización, más los que entraron con la “privada” y juntos echaron a la Verde, más las aguerridas ferroviarias, más la juventud, más los “nuevos” de la EMFER, todos unidos pegando con un solo puño.Con semejante espectáculouno se olvidadel frío, una jornada inolvidable como aquellas que viví en las huelgas de los “fraternales rebeldes” de los años 90’. Al rato ya hay varias fogatas ardiendo para mitigar el frío, para calentar el agua del mate o para cocinar tortas fritas.Llegada las 6 de la madrugada anuncian por los parlantes: ¡el paro es un éxito, no se mueve ningún tren en toda la línea! Y estallan las gargantas ¡ferroooviarios, carajo! ¡ferroooviarios, carajo!

La medida de fuerza nace como respuesta a las suspensiones arbitrarias a 64 trabajadores de limpieza por negarse a trabajar en condiciones de insalubridad y peligrosidad. Pero la mayor bronca vienepor el accidenteque sufrió el obrero de Vía y Obras, Sergio Garay, quien se encuentra en grave estado al ser arrollado por un tren cuando trabajaba de noche sobre las vías, por eso al exigir medidas de seguridad no solo se defiende a los trabajadores sino también a los usuarios, en una línea donde todavía está latente la Masacre de Once, donde hubo 51 muertes porque la empresa no cumplía con ninguna medida de seguridad.

La respuesta de la empresa fue una provocación, en vez de solucionar los problemas declaró que iba a denunciar penalmente a los trabajadores. A este ataque se sumó el burócrata de la Unión Ferroviaria Sergio Sasia que desconoció el paro y las legítimas medidas que tomaron los compañeros del Sarmiento. Y como para que quede claro el carácter anti-obrero del gobierno de Macri, el Ministro de Trabajo Triaca se amparó en el reciente fallo de la Corte Suprema para decir que el paro y las medidasvotadas en las asambleas de base no son legales por no estar avaladas por la cúpula de la Unión Ferroviaria. Una verdadera Santa Alianza para acallar los reclamos obreros.

Es decir, estamos ante un ataque represivo contra una conducción combativa y de lucha del movimiento obrero como lo es el cuerpo de delegados del Sarmiento, la UF Haedoy su dirigente el “Pollo” Sobrero; un ataque que también es para el conjunto del sindicalismo combativo, que tiene el objetivo de ir “probando” las relaciones de fuerza entre las clases y eventualmente cambiarlas a favor de la patronal y el gobierno para hacer pasar con la menor resistencia posible el terrible ajuste en marcha.

Ese camino es el que recorre la nueva jefatura PRO del ferrocarril que quiere domar a los ferroviarios, quiere escarmentarlos y doblegarlos para que no ‘jodan’ más con reclamos y paros, y que aceptenmansamente las peores condiciones de trabajo.

La campaña “anti-ferroviaria” de la empresa y los funcionarios contra el paro del jueves fue un fracaso, no lograron que el públicousuario se “prendiera”.Pesó más la denuncia pública que hicieron los ferroviarios durante el paro y en los días posteriores por la falta de seguridad, que las mentiras de una supuesta “interna gremial”. Esta patinada, sumada a la contundencia del paro y la masiva asamblea del martes, logró que se abriera una negociación con la empresa.

Finalmente el martes se realizó la asamblea, el salón rebalsó de ferroviarios, dando una respuesta contundente a la campaña de miedo que largó la patronal y la burocracia, la base dijo presente y gritó: ¡Tocan a uno, nos tocan a todos!

Estuvieron presentes al comienzo de la asamblea y tomaron la palabra para solidarizarse referentes del mundo sindical y la izquierda. Entre ellos, Octavio Argüello del sindicato de camioneros, quien habló en nombre de la CGT y de Hugo Moyano; Pablo Micheli (CTA-Autónoma); Beto Pianelli (AGTSyP-Subte y CTA Yasky); Pablo Almeida (ATE-Mecon); Esteban Simonetta de la Línea 60.

Pianelli propuso reunir a los dirigentes sindicales de las distintas centrales en solidaridad con los ferroviarios del Sarmiento y contra la criminalización de la protesta. Además, asistieron ferroviarios de las líneas Mitre, Roca, Belgrano Norte y de Rosario, y se recibieron saludos del Perro Santillán (SEOM-Jujuy) , Horacio Catena (Sutef) del sindicato docente de Tierra del Fuego y Paolo Menguini  integrante de Familiares y amigos de las víctimas de la Tragedia de Once. También estuvieron presentes la Comisión Interna de Pilkington, la Agrupación RH Combativo del Htal. Posadas y los Judiciales Clasistas de Morón en nombre de la Corriente Sindical Carlos Fuentealba.

De las organizaciones de izquierda estuvieron presentes Carlos Rodríguez (Izquierda Socialista), Manuela Castañeira y “Chino” Heberling (Nuevo MAS), Vilma Ripoll (MST), Néstor Pitrola (PO), Nicolás Del Caño (PTS), Ariel Gómez (PCR-CCC) y Gustavo Funes (CR).

Por nuestro partido intervino Manuela, quien fue calurosamente recibida, denunciando lo que significa este ataque del gobierno de Macri, expresando la solidaridad y llamando a la unidad de acción.

En la asamblea intervinieron los dirigentes Sobrero, Edgardo Reynoso y Mónica Schlotthauer y varios trabajadores. Reynoso hizo la moción del Cuerpo de Delegados de abrir un compás de espera por la negociación abierta y pasar a un cuarto intermedio a la espera de la implementación de un protocolo de seguridad para evitar nuevos accidentes y que se reviertan las suspensiones de más de 64 trabajadores. Un compañero hizo otra moción, que se aprobara ya un paro de 48 horas. Por mayoría se aprobó la formulada por Reynoso.

Se aprobó la participación en la marcha del sindicalismo combativo el 9 de agosto, que incluye entre otros puntos “contra la persecución a los ferroviarios del Sarmiento”, así como la realización de una campaña de información a los usuarios sobre el conflicto en curso y una campaña de recolección de firmas en contra de cualquier sanción que se quiera aplicar a Sobrero y al cuerpo de delegados. Finalmente, se decidió la realización de una nueva asamblea para fijar acciones de lucha de acuerdo con el desarrollo del conflicto.

Desde el Nuevo MAS reiteramos nuestra total solidaridad con los ferroviarios del Sarmiento, con los delegados y el “Pollo” Sobrero, yllamamos a la más amplia unidad de acción a todos los que quieran enfrentar el ajuste y el tarifazo en las calles, exigiendo a la dirigencia sindical un paro nacional para pararle la mano a Macri y su gobierno reaccionario.

 

Héctor “Chino” Heberling

 

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb