Nuestra organización viene desarrollandoun amplio abanico de actividades en las últimassemanas. Si durante los primeros meses del año, el centro de nuestra actividad estuvo puesto en la intervención en los conflictos y el enfrentamiento en las calles a la política reaccionaria de Macri; con la relativa estabilización de la situación política hemos venido desarrollando un conjunto de actividades partidarias que muestran la dinámica ascendente de nuestra corriente.

Estamosllevando adelante una exitosa campaña de legalidad en varios puntos del país que nos deja a las puertas de recuperar la personería nacional; realizando escuelas y cursos de captación y consolidación de nuevos militantes; piqueteos de periódicos y agitación con la carta de Manuela Castañeira a los simpatizantes K que despierta amplias simpatías y nos permite entablar un dialogo con un amplio sector de la población, entre otras.

En ese marco, la campaña financiera como tensión específica para el autofinanciamiento partidario, debe cruzar transversalmente la totalidad de tareas, anudando toda actividad política con su consiguiente correlato constructivo y financiero.

Una campaña de la totalidad del partido

En este sentido, promediando los tiempos especulados, podemos hacer algunas apreciaciones sobre la marcha de la misma. En primer lugar, es una conquista poder hacer una campaña verdaderamente nacional, con el compromiso del conjunto de la militancia. En segundo lugar, la calidad de los mismos muestra una profunda comprensión de las necesidades financieras de toda organización revolucionaria que se precie de tal. Son estas adquisiciones que se incorporan en el haber partidario, y que a la vez se constituyen en un nuevo piso para ir por más.

Hay varias cosas para subrayar. Por un lado, los aportes de los compañeros trabajadores, tanto de la industria como del Estado, es un elemento que nos califica en el ámbito donde aspiramos a hacer más fuerte nuestra militancia. Además de los propios, se desarrollaroniniciativas por lugares de trabajo (rifas, colectas) para conseguir aportantes externos.

Por otro lado, una novedad de esta campaña son la serie de stickers con imágenes alusivas a los grandes eventos de la lucha de clases del siglo XX, que vienen dando resultado en la militancia juvenil de nuestra corriente. El recomienzo de clases en las universidades, terciarios y secundarios, tiene que ser aprovechado como una oportunidad para explicar la necesidad de aportar a una organizaciónrevolucionaria con una herramienta atractiva para la juventud.

Un último envión constructivo y financiero

Entrando en las últimas semanas, hay que redoblar los esfuerzos por concretar los compromisos faltantes.

A su vez, estamos jugados a realizar un gran evento el 14 de agosto, la Jornada de Pensamiento Socialista, con la idea de establecer en el país un espacio de debate y reflexión sobre las tareas de la izquierda desde el punto de vista teórico-político-programático, y que sirva para atraer a la vanguardia obrera, estudiantil y del movimiento de mujeres. Hay que aprovechar la construcción de esta instancia y la invitación a los cientos que queremos que vengan, para darle el impulso final a la campaña financiera.

 

Maxi Tasan

 

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb