El gobierno de la Provincia de Bs. As. convocó el jueves pasado en el estadio Minella  de Mar del Plata a una  audiencia pública para “informar sobre los fundamentos técnicos, financieros y jurídicos” del nuevo cuadro tarifario de las distribuidoras EDELAP SA, EDEN SA, EDES SA Y EDEA SA. Es la primera vez que en casi 20 años que tiene el Organismo de Control de Energía Eléctrica de la provincia de Buenos Aires (OCEBA) se convoca a una audiencia pública.

La audiencia pública, que se realizó bajo un fuerte operativo policial, buscaba completar los requisitos legales con el objetivo de avanzar con los aumentos en el tarifazo eléctrico, aprobado en febrero pasado por la gobernadora Vidal.

A  raíz de un fallo del juez en lo Contencioso y Administrativo de La Plata, Luis Arias, se había declarado la nulidad de la Resolución 22 del gobierno provincial, que fijaba el incremento. La  audiencia se celebró luego que la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo hiciera lugar a una apelación del gobierno bonaerense en contra del fallo de Arias.

Las principales distribuidoras de la provincia son EDELAP SA, que sirve a más de 1.000.000 de habitantes en un área de concesión de 5.700 kilómetros cuadrados, que abarca a seis partidos de la provincia de Buenos Aires: La Plata, Berisso, Ensenada, Brandsen, Magdalena y Punta Indio.

La Empresa Distribuidora de Energía Norte SA (EDEN SA) distribuye y comercializa más de 2.650 gwh (gigavatios) de energía eléctrica al año a 334.000 clientes mediante 17.780 kilómetros de líneas de media y baja tensión, en un área de aproximadamente 109.141 kilómetros cuadrados, que comprende el norte y centro de la provincia de Buenos Aires.

En tanto, EDES SA comercializa y distribuye electricidad en un área de más de 76.500 kilómetros cuadrados del sur de la provincia de Buenos Aires, cuenta con 185.000 clientes y una extensión de 5.500 kilómetros de redes.

EDEA SA, por su parte, es considerada la mayor distribuidora de electricidad del interior bonaerense en términos de cantidad de clientes y de energía vendida, su área de concesión abarca aproximadamente 105.438 kilómetros cuadrados y atiende a una población estimada en más de 1.500.000 personas.

En la reunión, que comenzó a las 10, las empresas distribuidoras de energía eléctrica y las cooperativas de electricidad defendieron el aumento tarifario. El primer orador fue Claudio Bulacio, gerente de la Asociación de Empresas Distribuidoras de Energía Eléctrica (ADEERA), quien dijo que el precio mayorista de la energía debe ser trasladado a la tarifa y que para ello, según los contratos, “no se necesita una audiencia pública como esta”. “Resulta necesario recomponer el valor agregado de distribución ajustándolo a la realidad de los costos”, dijo Bulacio.

El directivo hizo hincapié en los contrastes que existe en materia de precios: los usuarios que menos consumen en Mar del Plata -alrededor de 150 Kw por bimestre- pagan por el servicio 4,85 pesos por día, mientras que los que más consumen -alrededor de 480 Kw- abonan 15 pesos, remarcó.

“No es nada si lo comparan con que un kilo de pan que cuesta 30 pesos, un diario, que vale 20 pesos, un paquete de cigarrillos, 27 pesos, el servicio de cable, 20 pesos por día, y no hablemos si lo tenemos que comparar con un kilo de asado”, agregó con total caradurez el directivo al justificar ajuste.

LA AUDIENCIA PÚBLICA ES UNA TRAMPA: EL AJUSTE SE LO DERROTA EN LAS CALLES

 

Días antes la CGT y las CTAs convocaron a una multisectorial para organizar una movilización a la puerta del estadio Minella donde se iba a realizar la audiencia. Desde el Nuevo MAS nos hicimos presentes junto a distintas organizaciones, entre ellas el PO, Nuevo Encuentro, Votamos Luchar, Libres del Sur y La Cámpora. La movilización fue bastante grande a pesar de la falta de convocatoria y a que las centrales no llamaron a paro ese día, por lo que los trabajadores a los que “representan” no pudieron asistir. Al llegar al Minella fuimos recibidos por un fuerte operativo policial para que no lleguemos a la entrada del estadio y ahí mismo se realizó una radio abierta.

Con la movilización popular debemos exigir que se retrotraigan las tarifas al estado anterior al tarifazo y no se cobre un peso más hasta que no se construya una verdadera política energética, con un plan serio que contemple las necesidades de consumo de la población y también la capacidad de pago de los salarios.

> ¡QUE SE ABRAN LOS LIBROS CONTABLES DE LAS EMPRESAS!

> ¡LOS SERVICIOS SON UN DERECHO!

> ¡QUE LA CRISIS LA PAGUEN LOS EMPRESARIOS, NO LOS TRABAJADORES!

> POR UNA JORNADA NACIONAL DE LUCHA CONTRA EL AJUSTE

 

Marcos Emiliano

 

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb