En el marco de las jornadas estudiantiles del 21 de junio, la comisión organizadora del CENBA invitó a distintos dirigentes políticos y economistas para ser panelistas en un debate sobre el gobierno actual. En representación del Nuevo MAS y Las Rojas asistió Manuela Castañeira; por parte del kirchnerismo se presentaron Augusto Costa y Agustín D’Attellis, ItaíHagman por Patria Grande y Gabriel Solano por el Partido Obrero.

La charla tenía un título ambicioso: ”La situación política y económica a seis meses del gobierno de Macri”, lo que no es un dato menor. El gobierno de Macri desde que asumió ha atacado los derechos y las conquistas de los estudiantes, los trabajadores, el movimiento de mujeres, los movimientos barriales y muchas otras medidas más. En el CNBA, colegio dependiente de la UBA, también se siente entre los estudiantes mucho descontento y bronca contra Cambiemos y por eso a la charla-debate concurrieron 200 personas.

A lo largo de la exposición, los dos oradores kirchneristas mantuvieron una crítica al ”modelo neoliberal” del macrismo pero no iban más allá de denunciar ”cómo Cambiemos venía a quitar todo lo conquistado en los años anteriores”. En la segunda ronda de preguntas admitieron que ” el kirchnerismo cometió muchos errores” y que ”les resulta dificil entender que pasó para que Macri llegue al gobierno”. Con una postura derrotista no plantearon ninguna salida para enfrentar el ataque a los derechos laborales y sociales.

Por su parte Manuela Castañeira definió al gobierno actual como neoliberal en materia económica y reaccionario a nivel político. Y agregó que no se puede dejar de lado la responsabilidad del kirchnerismo para que Macri llegara al poder. No solo porque en sus 12 años de gobierno no tomaron ninguna medida anticapitalista que realmente afecte los intereses de los empresarios, sino por apostar a la ”gobernabilidad” y en consecuencia querer ser la ”oposición responsable en el Congreso”. También remarcó que la forma de enfrentar al gobierno reaccionario es con la más amplia unidad de acción en las calles de todos los que quieran luchar contra el macrismo.

ItaíHagman de Patria Grande, explicó la gigantesca transferencia de ingresos actual hacia los empresarios y quiso diferenciarse opinando que si bien el kirchnerismo no tomó medidas anticapitalistas, realizó políticas ”que no pueden ignorarse” y que ”es necesario construir la unidad más amplia y construir proyectos políticos de mayoría y no hacer listas testimoniales”. De esto sólo puede suponerse que su espacio político tiene como perspectiva en estos años ser el furgón de cola del kirchnerismo, aportando una cara más progresista y que se proclama de “izquierda independiente” a las listas del FpV en las próximas elecciones. Una estrategia oportunista y electoralista, que corona un proceso de renuncia a la independencia política y la lucha en las calles.

El Partido Obrero, sin un eje concreto, dedicó gran parte de su intervención a delimitarse de los ajustadores a nivel nacional y provincial. Pero luego, fue más allá afirmando que es imposible hacer ningunaunidad de acción con los sectores de base delkirchnerismo en cualquier parte del paísporque los K aplican el ajuste en Tierra del Fuego y Santa Cruz.Este enfoque sectario perdía de vista a la misma audiencia de la charla, repleta de estudiantes jóvenes muchos de los cuales tienen simpatía por el kirchnerismo y al mismo tiempo son parte de un activismo que se organiza y sale a lucha contra Macri. En vez de apelar a ese sector para poder golpear con un solo puño al gobierno del PRO, Gabriel Solano, en concordancia con la posición de su partido, decidió profundizar su línea sectaria al plantear que como “son todos lo mismo” no se puede hacer unidad de acción. Pero, como para no perder la costumbre, no se movió de la estrategia electoralista del FIT, ni hizo grandes menciones a la necesidad de enfrentar a Macri en las calles.

Por su parte, en sus siguientes intervenciones, Manuela Castañeira remarcó que el plan del gobierno de Macri ataca la posibilidad de tener una perspectiva de vida para la juventud por fuera del trabajo precarizado y por eso hace falta enfrentarlo. En ese sentido agregó que el Nuevo MAS, el Ya Basta y Las Rojas no nos planteamos como una falsa oposición u “oposición responsable” como dice, por ejemplo, el kirchnerismo. Por eso redoblamos la apuesta por la lucha en las calles, llamando a todos los que quieran enfrentar al gobierno de Macri y así poder realmente frenar su plan económico y social que a los estudiantes, trabajadores, mujeres y sectores populares.

La charla-debate fue muy concurrida y fue una buena instancia para que los estudiantes se interesen y se enteren sobre todo lo que está pasando en el país bajo al gobierno de Macri; asimismo entender por qué llegamos a esta circunstancia y qué podemos hacer para defender nuestros derechos. Los compañeros de Tinta Roja impulsamos esta actividad porque creemos que para construir un Centro de Estudiantes activo y de lucha tenemos que fomentar el debate sobre el ajuste del macrismo que afecta a los trabajadores y a nuestra educación. Y que los estudiantes tenemos que estar presentes en todas las peleas que hay y que van a haber en defensa de los intereses de la juventud, de las mujeres, de los trabajadores y de todos los explotados y oprimidos de esta sociedad.

 

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb