Huelga de la construcción histórica



“Petroquímica contra el Pacto Social” era el título de la nota del periódico Avanzada Socialista N° 78 de la semana del 3 al 11 de octubre de 1973 dedicada a la gran huelga de la construcción que abarcó a 37 empresas y le torció el brazo al flamante gobierno del general Perón. Entrevistamos en este artículo a “Cacho”, delegado del frigorífico Swift de Berisso en la década del 60 y de la construcción en la obra de YPF en la década del 70, referente de esta lucha obrera del año 73 en Ensenada que tuvo su centro en la obra de Petroquímica Mosconi. Obrero socialista revolucionario desde la década del 60 en la corriente que dirigía Nahuel Moreno, conformada en el PST a partir del año 1972. Como miles de luchadores, perseguido por las patotas fascistas y militares, tuvo que emigrar hacia otra zona donde siguió trabajando en el gremio de la construcción y fiel a sus ideas socialistas revolucionarias. Queremos compartir esta experiencia de lucha militante con el conjunto de la nueva vanguardia obrera y estudiantil que se suma a la lucha por terminar con la opresión y la explotación, a la vez que sumar este aporte a la memoria historia de la clase obrera en nuestro país. Desde ya nuestro agradecimiento al compañero por  su colaboración.

SoB: ¿Ud. participó de la huelga de la construcción en la obra de Petroquímica en Ensenada?

C: Yo estaba en YPF cuando hubo el conflicto en Petroquímica. De ahí el sindicato largó un paro para y ahí paramos todas las obras. Había una empresa que estaba en conflicto y el sindicato agarró y largó la huelga y después se armó en todos lados. En Petroquímica Ensenada. Allí estuvimos un mes, cuarenta días de huelga. Ahí la controlaban los Montoneros. Después se levantó la huelga y obligaron a las empresas a pagar los días caídos.

SoB: ¿Esa huelga se ganó?

C: Sí, prácticamente se ganó porque pasaron por arriba el sindicato, las movilizaciones eran terribles, venía gente de todos lados (1). Aparte de esa había muchas empresas. Y cuando yo fui la estaban haciendo, trabajaba mucha gente también. La dirección de la huelga eran los Montoneros. Nosotros participábamos de las asambleas y todo. Fue medio complicada. Porque hay una parte en que ellos mismos la querían levantar la huelga porque tenían unos abogados (creo que eran del PC) y la quisieron levantar la huelga y nosotros planteamos que no. Quisieron levantar la huelga y que se siguieran haciendo horas extras. Nosotros nos opusimos a hacer las horas extras. Y fuimos a votación y ganamos la votación.

SoB: ¿La huelga era por salarios?

C: La huelga la mandó el sindicato: la UOCRA. Había una empresa que estaba en conflicto (por un reclamo de $ 200 más la hora) y entonces la UOCRA mandó a todos y después no la podía parar. Se le fue de las manos. Fue una huelga bastante jodida: hubo muertos, de todo. En una discusión fuera de la obra  se mataron el milico que estaba de guardia ahí de civil y otro trabajador que estaba ligado a los montos y estaba armado. Y ahí se armó un tiroteo, se hicieron bolsa los dos.

De esa empresa después me echaron. Me echaron porque los delegados querían levantar las horas extras y yo les planteé que no podíamos levantar en la situación que estábamos, que teníamos que unirnos todos y en la asamblea plantear este problema. Hubo asamblea y cayeron los abogados y los “cagaron a pedos” a los delegados de los montos. Seguimos como estamos. Después sí se levantó y ahí me echaron a mí. Esa mañana hablé y adelante incluso de la gente de la empresa que estaba en una casilla que estaban todos metidos ahí adentro. No sé si estaba preparado. Puede ser que lo hubieran preparado para asustar a los activistas, ver quién estaba en contra.

SoB: ¿Ahí trabajaba con Giampa (2)?

C: No. Giampa en ese momento estaba en Petroquímica. Al estallar el conflicto en Petroquímica muchos compañeros iban a otras obras, bueno, se armó el conflicto en general. Nos reuníamos ahí en Petroquímica todos. Era un espacio. Y ahí lo cazaron a Giampa.

Lo que recuerdo de Giampa es que en  el frigorífico (Swift de Berisso) había estado Giampa, venía no sé de dónde, de Rosario… Y entonces había hecho como una agrupación, era él solo. Una agrupación, le había puesto un nombre. Él solo volanteaba, no sé quién le hacía los volantes y aparecían. Estaba la Lista Gris que éramos nosotros y aparecían estos volantes por todos lados y nosotros no sabíamos quién carajo era. Y era Giampa. Después lo echaron del frigorífico también. Y fue a parar a Petroquímica. Fue así, una cosa rara. Pero un tipo que tenía una fuerza bárbara. Y después de ahí se fue a trabajar conmigo a Villa Elisa.

SoB: ¿También en obra?

C: Sí, en obra. Lo que pasaba era que a mí me tenían como de izquierda. Después estaban los montos. Un día que había un acto allá en Zárate con Piccinini en Villa Constitución, cuando hicieron el plenario. Fuimos allá a Constitución y justo era el Día de la Construcción, era el 22 de abril. Hicieron un asado en Villa Albina, la UOCRA tenía gente por ahí. Y un día vino uno que era puntero, que venía a cobrar las coimas ahí a   la empresa, aparecían a fin de mes y entonces dice…, era un vago y me dice: “Che, cómo estuviste el día del asado?” “¿Qué día del asado?”, le contesto. “El 22, porque a vos no te vieron allá”, sigue él. “Yo estuve en otro lado”, le dije. Y lo dejé así. Ahí me di cuenta que los tipos averiguaban todo. Tenían gente que averiguaban todo, que andaban ahí franeleando con todos y después decían dónde nos reuníamos, todo.

SoB: ¿En qué año entró al partido?

C: En el 61 ó 62. Había charlado antes en una obra, cuando yo era peronista, con un compañero que era del partido de Silvio Frondizi. Y después cuando fui a trabajar al frigorífico, por los volantes, me acerqué al marxismo. Porque yo leía los volantes y estaba de acuerdo con las cosas que decían. En el frigorífico. Ahí estaba un tal Aguirre, que no me acuerdo el nombre.

Yo estuve ligado al MST, pero después no fui más. No le di más pelota. No fui más cuando aparecieron en la 125 apoyando a la Sociedad Rural. Fijáte vos. Yo, en el año 73, 74, en La Plata dieron la película La Cataluña y cuando terminó la película, todo el cine gritando: “Hijos de puta, h. de p.”, cuando termina la película. A mí me quedó… hablar de la Rural, mirá, los odio. No lo puedo aceptar en la puta vida.

(1)    3.000 trabajadores participaron de una marcha a pie desde Ensenada a La Plata (10 kms.) para entrevistar al entonces gobernador Bidegain (Avanzada Socialista N° 78)

(2)    Juan José Giampa, militante del PST de 32 años secuestrado el 30/8/77 junto a su compañera.

 

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb