Temas: ,

 

 

Conflicto No docente en la Universidad Nacional de Córdoba

Tras la organización y las asambleas de los trabajadores no docentes, las nuevas autoridades de la UNC, con Juri y Terzariol a la cabeza, tuvieron que convocar a los despedidos. De palabra, se comprometieron a renovar todos los contratos. Sin embargo, el activismo no confía en las palabras al aire.

Es que hace algunas semanas se viene dando lo que muchos sospechaban. Al asumir la nueva gestión y presentándose los primeros vencimientos de contratos de trabajadores no docentes, decidieron no renovarle a muchos que trabajan en el Área Central de la UNC. Una responsabilidad del nuevo gobierno universitario de corte macrista, pero también de los salientes kirchneristas, ya que los despidos se dan sobre una base de centenares de trabajadores precarizados.

La enorme fragmentación de los trabajadores fue desde el principio el primer estorbo en el desarrollo de una respuesta contundente: la fragmentación territorial en decenas de dependencias con autoridades diferentes, entre las diferentes modalidades de contratación, pero sobre todo, la enorme fragmentación política y sindical. La falta de unidad tiene nombre y apellido: es la Gremial San Martín, que se negó desde el comienzo a ponerse al frente de la organización. Ya es una claudicación la aberrante negociación paritaria de Fatun, avalada por la Gremial, que no incluyó el pase a planta como un punto indiscutible. Por el lado de las CTAs, en los pocos lugares donde tienen peso no sostienen una política de negociación colectiva de todos los contratados, algo que le resta fuerza a cualquier intervención. Esto lo saben las mismas autoridades, que usan la división para imponer los despidos, renovando a algunos contratados por un mes, a otros por dos meses y a otros por tres, con el objetivo de fraccionarlos y echarlos a todos.

Sin embargo, los contratados organizados junto con el apoyo de trabajadores de planta consiguieron algunas conquistas, como la renovación de algunos contratos en la Subsecretaría de Planeamiento Físico el 31 de mayo. Por otro lado, se logró realizar una importante asamblea en el Pabellón Argentina, en la que participaron decenas de compañeros de diferentes dependencias. Finalizó en las puertas de la oficina del Rector, exigiendo una reunión inmediata. Al día siguiente tuvo efecto, al concretarse una reunión entre los trabajadores y las autoridades, con la promesa de renovación de todos los contratos.

Es importante destacar que esto no significa un triunfo de la lucha, ya que no se ha logrado la reincorporación; hasta el momento es una mera “declaración”. La importancia de esta experiencia es que posibilita la unidad entre los trabajadores, lo cual esperamos sea el primer escalón en una lucha por el pase a planta de  todos los contratados, tercerizados y monotributistas.

Corresponsal

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb