Luego del #NiUnaMenos, debemos seguir movilizándonos

Las Rojas fuimos parte de la organización del #NiUnaMenos de este año junto con el Frente Riojano Antipatriarcal, espacio combativo y de organización independiente al gobierno.

Es así que, junto con otras organizaciones, partidos de izquierda (excepto por el Plenario de Trabajadoras, que decidieron quedar al margen) e independientes, comenzamos a difundir reuniones abiertas para que toda mujer víctima o conocida de víctimas de violencia de género pudiera también participar activamente de la organización y marchar junto a nosotras el 3 de junio.

La convocatoria se centró en los casos más resonantes de femicidio y desaparición por redes de trata. Noelia Menem, última víctima de femicidio de la provincia, fue brutalmente asesinada por su ex pareja, José Villegas, quien viola la orden de restricción que tenía por las numerosas denuncias realizadas por Noelia, y la termina acuchillando con más de 20 puñaladas frente a sus tres hijos.

Romina Ríos, una chica de 18 años, oriunda del interior de la provincia, vino a estudiar a la capital y su pareja, Pedro Ortiz (policía), la viola, le dispara con su arma reglamentaria y la tira en un descampado para luego quemar su cuerpo.

Peli Mercado, una adolescente de 13 años, desaparecida hace 11 años. Sus familiares buscaron por tierra y cielo su paradero, pero la justicia, los funcionarios y la policía trabajaron para los tratantes y cada vez que tenían una pista, mágicamente desaparecía y la causa volvía a cero.

En los tres casos están involucrados claramente funcionarios del gobierno, jueces u oficiales de la policía que hicieron todo lo posible para fundamentar los femicidios, para cubrir huellas del crimen, y para mantener libres a los violentos y a los proxenetas.

No solo esto, sino que fueron indignantes las declaraciones de la ex directora de Asistencia y Protección a la Mujer, que luego del femicidio de Noelia Menen, dijo que dos puñaladas era entendible, pero 20 una locura. Gracias a la presión social y el pedido de su destitución, fue apartada de su cargo. Los medios de comunicación también actúan con la misma lógica, el locutor “Abolengo” a dos días del #NiUnaMenos, mencionó en su programa de radio que la ley de emergencia por violencia de género era un invento para las mujeres “vivas” que querían sacarse de encima a sus parejas y dejarlos con los hijos para que ellas puedan salir a bailar.

Llegado el día de la Marcha, Las Rojas dimos un discurso muy potente y concreto en el que responsabilizamos al gobierno provincial y nacional por la actual situación que vivimos las mujeres y las diferentes carencias que sufrimos en materia de trabajo, salud y educación. Y que tuvimos la oportunidad una vez más de denunciar a la Secretaria de la Mujer y las funcionarias que hipócritamente fueron a marchar ese día. Como bien dijo la compañera Paula: “Estamos hartas y furiosas de enterrar bajo el suelo nuestros cuerpos culpabilizados, maltratados y mutilados. Estamos diciendo ni una menos otra vez y lo estamos diciendo en serio, porque vamos a ir a buscar a cada machista, golpeador, violador, proxeneta, cómplice, policía, juez, político, fiscal y funcionario que alimente este sistema patriarcal, opresor, misógino, corrupto y podrido”.

Repudiamos al Partido Comunista, al sector oficialista de la UnLaR (MUT) y a la Secretaría de la Mujer, que empezaron a marchar sin respetar primero a los familiares de las víctimas que debían encabezar la misma y que permanecieron siempre distantes de donde los familiares de Romina, Noelia y el abuelo de “Peli” Mercado estaban dando sus discursos. Pareciera ser que sólo asistieron al #NiUnaMenos para la foto de facebook y no para luchar para frenar la violencia sistemática hacia las mujeres.

Por todo esto exigimos que se haga justicia por todas y seguiremos movilizadas, por Noelia, Romina, “Peli”, Virginia, Yanina, Rita, Ramona, Ángela, la Gringa, por la liberación inmediata de Belén en Tucumán y por las miles de mujeres que luchan todos los días.

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb