En Mar del Plata la organización del #NiUnaMenos comenzó en las reuniones de la Multisectorial de la Mujer, a las cuales llevamos nuestras ideas respecto a un movimiento de mujeres que luche en las calles y sobre la nueva coyuntura a la cual nos enfrentamos, donde el gobierno de Cambiemos tiene una clara voluntad de atacar al movimiento de mujeres y de boicotear lo poco que hemos conseguido luchando. Mientras algunos sectores, asustados, proponen “ir por lo posible”, nosotras insistimos en estas reuniones que la única manera de que no nos pasen por encima es nunca bajar el programa: si Macri nos declaró la guerra, el #NiUnaMenos tiene que ser nuestro grito de batalla.

Pero de estas reuniones nos fuimos muy desilusionadas de las organizaciones allí reunidas, ya que con el miedo de “alejar” a mujeres de la marcha no tenían intenciones de posicionarse como movimiento de mujeres ante el nuevo gobierno,llevando adelante una política completamente lavada. Nosotras consideramos que esta postura de supuesta “neutralidad” ante la nueva situación es gravísima, ya que no sólo le hace el juego al gobierno que quiere desmovilizarnos, si no que niega una serie de hechos que se han sucedido en el Partido de General Pueyrredón, como: la represión del 30° Encuentro Nacional de Mujeres el año pasado, la golpiza por parte de grupos neonazis a chicas trans, el secuestro y tortura del activista Lautaro Blengio por parte de la policía de Miramar y la violación en Playa los Lobos de una compañera de Trabajo Social por Galera (violador a quien el juez Galarreta le concedió la libertad condicional por buena conducta). Todos estos ejemplos demuestran que desde la justicia, la policía y el poder político marplatense hay un total ataque hacia el movimiento de mujeres y LGBT.

Es por eso que nuevamente fuimos a un multitudinario #NiunaMenos armadas con nuestros carteles, nuestras canciones y todo el agite para fortalecer a un movimiento de mujeres que se plante en las calles para luchar por la legalización del aborto, por la libertad para Belén, por refugios, por trabajo digno y genuino, para que los femicidas sean los que tengan miedo y para lograr la destitución del juez Galarreta y de todos los funcionarios cómplices que fallen en contra de las mujeres.

Miranda Flores

Las Rojas MDP

 

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb