La jornada del día 03/06, bajo el frío y la lluvia, no impidió que unas 1000 personas se movilizaran, convocadas por las víctimas y familiares y las agrupaciones  de mujeres, a la cual se sumaron los docentes y estudiantes de la Universidad Nacional de San Luis,  CTA Autónoma, ATE, APTS, organizaciones barriales  y varios partidos de izquierda, entre ellos el Nuevo MAS. Se recorrió todo el centro, con paradas frente a la iglesia Catedral, frente  al Poder Judicial y la Municipalidad de San Luis, reclamando por los derechos de las mujeres contra la violencia que viven todos los días, contra el Estado patriarcal que no da soluciones. Por eso se lucha: por el aborto legal y gratuito en el hospital; se reclamó justicia por los más de 150 casos no resueltos por la justicia manejada por la familia Rodríguez Saá, donde se destacan los casos de Brenda Arias y de Marylin C, cuyos familiares encabezaron la movilización.

La nota la dio la Secretaría de la Mujer, llamada cínicamente #NiUnaMenos por Rodríguez Saá, que tiene una política de apoderarse de la movida, dividir para después no dar soluciones y lavarse la cara. Hizo una marcha oficial en la localidad de La Toma  llamando a las mujeres  a informarse y a denunciar la violencia, a hacer  compromisos de prevención con la CGT; o sea, nada efectivo. Además en San Luis se hicieron presentes un grupo de unas 100 personas, entre diputados y funcionarios, que acompañaron la cola de la marcha y no llegaron hasta el Poder Judicial. La misma actitud tuvo el gobernador Alberto Rodríguez Saá el año pasado. ¡Claro, quieren culpar a las mujeres, diciendo que el problema es que no se informan! Pero no olvidemos que son ellos los que gobiernan y no se han hecho los refugios,  han despedido mujeres trabajadoras del estado, no avanzan las causas por femicidio  y se destina sólo el 0,026% del presupuesto provincial por cada mujer.

La otra nota  la dio el diputado del FpVo K  del Partido Comunista, Juan Larrea, que trató de boicotear la marcha ¡al querer poner su bandera adelante de las víctimas y empezó a los gritos contra varias mujeres!, lo que generó el repudio público de varios gremios de la CTA y al cual adherimos.  Asimismo, el año pasado Daniel Sosa de La Cámpora, junto a sus integrantes, insultaron a familiares de las víctimas  y se retiraron   y ahora no participaron de esta marcha, al igual que las Madres del Dolor, que trabajan junto al intendente K de San Luis, Carlos Ponce .

A pesar de ellos, se avanzó en las consignas en el documento, como la separación de la Iglesia del Estado, el aborto legal y gratuito, el cumplimiento de leyes a favor de la mujer y más presupuesto, en el apoyo a las víctimas y sus familiares  y  en puntualizar que el Estado es el responsable.

En Villa Mercedes, segunda ciudad en población de San Luis, también se movilizaron un centenar de manifestantes, entre agrupaciones de mujeres, la CTA y trabajadores.

Desde el Nuevo MAS en San Luis y desde nuestra agrupación nacional de mujeres Las Rojas y cuya “líder”, a decir de una nota que le hicieron a  ManuelaCastañeira el mismo día 3/06 por Radio Del Plata San Luis:“Ni el mal clima ha podido parar  estamovilización. Le vamos a pedir al gobierno nacional que dé presupuesto y políticas serias para erradicar las violencias”.Y decimos que Macrile ha declarado la guerra a los trabajadores y  al movimiento de mujeres y sus derechos y es un deber estar alertas y movilizados y apoyar a las víctimas y a sus familiares, exigiendo soluciones efectivas  y a seguir avanzando en una organización mas permanente, que dé esta pelea.

Corresponsal

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb