A un año del #NiUnaMenos nos encontramos ante una nueva (aunque no mejor) situación política caracterizada por un giro hacia la derecha. Desde el momento de su asunción, el gobierno reaccionario de Macri ha puesto todas sus energías en atacar los derechos que el movimiento de mujeres fue conquistando con la lucha a través de los años. Esto quedó evidenciado hace unos meses cuando la justicia porteña, a tono con el nuevo ministro de Salud de la Nación, Jorge Lemus, dejó sin efecto la cautelar que evitaba las restricciones del protocolo de aborto no punible. Este es un ataque gravísimo al derecho a acceder a un aborto en caso de violación o por cuestiones de salud y abre las puertas a la criminalización de las mujeres. En Tucumán, por ejemplo, Belén fue condenada a 8 años de prisión por un aborto espontáneo, acusada de homicidio a pesar de las inconsistencias registradas en el expediente judicial y los débiles fundamentos del fallo.

Mientras tanto, los golpeadores, violadores y femicidas continúan actuando con total impunidad a lo largo y ancho del país. Un ejemplo de esto es un caso reciente que conmovió al Partido de General Pueyrredon: la violación de una estudiante de Trabajo Social de la UNMDP en playa Los Lobos, por César Rubén Galera, un hombre que había salido recientemente de la cárcel donde había cumplido una condena de doce años por haber violado a otra mujer en la localidad vecina de Miramar. En noviembre del año pasado, al detenido le fue concedido el beneficio de la libertad condicional por el juez Juan Sebastián Galarreta y, como era de esperarse, volvió a atacar meses después. Lo que le pasó a nuestra compañera no es un caso de inseguridad como lo presentaron lo medios marplatenses, ni un problema meramente cultural como sostiene la gobernadora María Eugenia Vidal: es producto del patriarcado y una justicia machista que defiende a los abusadores.

El 2015 ha sido clave para el movimiento de mujeres, un año de lucha en el cual quedó claro que la única forma que tenemos de lograr justicia es movilizándonos ante cada caso de violencia de género. Los vecinos de Los Lobos  y la comunidad educativa de la UNMDP nos pusimos a la cabeza de la lucha, exigiendo perpetua para Galera y la destitución del juez cómplice que, citando las palabras de las víctimas, “es tan culpable como el violador”.

Por eso el 3 de Junio vamos copar las calles nuevamente acompañando este reclamo de justicia. ¡Demostrémosle a  Macri  y su gabinete reaccionario que las mujeres estamos organizadas y vamos a defender cada una de las conquistas obtenidas!

¡Basta de impunidad!:

Cárcel efectiva a violadores y femicidas. Perpetua para Galera, destitución del juez Galarreta que ampara la violencia contra las mujeres.

 

Las Rojas MDP

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb