Mientras el gobierno de Cambiemos continúa avanzando sobre los derechos y los bolsillos de los trabajadores, la rebelión educativa se continúa gestando desde abajo, y desde el Nuevo MAS – Ya Basta! – Las Rojas en Zona Norte hemos estado desde el primer momento en este proceso, y nos hemos puesto a la cabeza de organizar la lucha en defensa de la educación pública por abajo.

Ausentes en este proceso, los compañeros del PTS en la UNLu, lejos de preocuparse por militar la lucha contra Macri, se encargan simplemente de difamar y crear falsos debates con la juventud del Nuevo MAS.

El presente artículo tratará de dar un verdadero debate político frente a la constante desubicación de los compañeros del PTS, tarea extenuante considerando la cantidad de faltas y errores a desenmascarar.

Desde las primeras reuniones en zona norte de representaciones estudiantiles realizadas en la UNLu para profundizar un plan de lucha en defensa de la educación pública y pronunciarnos por la necesidad de un Encuentro Nacional de Estudiantes de Base, el PTS brilló por su ausencia, a pesar de estar sentados a unos metros de la reunión y teniendo conocimiento de la misma, y posteriormente no pudieron reconocer su desacierto al privilegiar su sectarismo y decidir no participar; motivo por el que hoy se dan a la tarea de intentar deslegitimar un espacio que cada día crece más, cuenta con el apoyo y adhesión de más sectores estudiantiles y en el que se discuten acciones concretas para salir a las calles a luchar.

Así las cosas, sin conocer la naturaleza del espacio más que por supuestos y necedades, intentan sostener que el espacio es burocrático y que no convocamos, mentira (1) que se cae por su propio peso debido a que los militantes del Ya Basta! – Las Rojas – Nuevo MAS nos acercamos a diferentes universidades y profesorados de la zona a volantear esta invitación y charlar con los centros de estudiantes para que participen del encuentro.

Así fue el caso, por ejemplo, del ISFD N° 112; el ISFD N°42; ISFD N° 36, profesorados de la zona en los que no solo no se encuentra presente el Nuevo MAS, sino tampoco el kirchnerismo, como sostienen al decir que “el encuentro es una reunión de militantes del Nuevo MAS y el kirchnerismo”. El encuentro de estudiantes impulsado por el Nuevo MAS como conducción del Centro de Estudiantes recuperados de Ciencias de la Educación y Trabajo Social en la UNLu-San Miguel es un espacio abierto a todas las agrupaciones que quieran organizar un plan de lucha en unidad. En este sentido, también se realizó la invitación por las redes sociales y vinieron incluso compañeros independientes desde San Martín.

Esa es nuestra política nacional, abandonar cualquier sectarismo autoproclamatorio –el clásico infantilismo de izquierda de otras corrientes– y salir a las calles a luchar con todos los sectores que quieran derrotar a Macri; pero si de infantilismo hablamos, vayamos aprendiendo que ante cualquier duda los compañeros del PTS prefieren atacar de forma macartista por Facebook y armar shows en los pasillos de la UNLu antes que politizarse y leer nuestra prensa, o la suya.

Así, ante las falacias verborrágicas del PTS, los hechos hablan por sí solos. Los compañeros del FIT se ubicaron en la segunda reunión, y mandaron a una compañera que no se quedó más de 30 minutos en el espacio y nunca planteó ninguna de estas supuestas denuncias… Incluso dijo adherir a lo que se discutiera y resolviese en la reunión. Gran contradicción política, considerando que para ellos el espacio es burocrático, ir testimonialmente sin aportar ni formar parte de ninguna discusión, más aún cuando dicen que es una alianza con el kirchnerismo (a pesar de que el kirchnerismo no fue).

Pero claro, es más fácil criticar por afuera y crear un universo paralelo a la realidad, sin conocer absolutamente nada con certeza, ni mostrar interés real de organizar la fuerza de los estudiantes para salir a las calles a luchar. Es que la impotencia por no tener una política clara para el desarrollo del conflicto estudiantil, a esta altura de las circunstancias, y además no poder llevarla a cabo por el desmérito que han logrado en cada espacio en el que participan (como el vaciamiento del CECE que durante los últimos años han mantenido inmovilizado, con asambleas mal convocadas de no más de 10 estudiantes de los cuales 7 éramos militantes), los obliga a recurrir al método de la mentira y la calumnia.

En este sentido, quizá resulte útil realizar un breve recorrido de la escabrosa militancia del PTS en la UNLu las últimas semanas para comprender los manotazos de ahogado que hoy atinan a realizar contra nuestra agrupación.

La Universidad Nacional de Luján resulta ser hoy un polo de referencia para muchos estudiantes y establecimientos de la zona, debido a su combatividad, a alzar la voz y el puño ante cada uno de los ataques de la gestión y el gobierno de turno, a pesar del derrotismo del PTS, que opina que “Ciencias de la Educación es una carrera despolitizada, al contrario de Trabajo Social”; las tareas de los centros de estudiantes y las agrupaciones luchadoras debe ser organizar e impulsar la lucha desde abajo, por sobre cualquier prejuicio acerca de una u otra carrera.

En lo que va del primer cuatrimestre, desde las conducciones de los centros hemos construido un exitoso recorrido de multitudinarias asambleas, asambleas intercarreras, reuniones de centros de estudiantes, para organizar nuestra fuerza junto a los docentes desde las bases. La misma agrupación del FIT que hoy se anima a criticarnos, no solo pasó una sola vez por las cursadas en todo el cuatrimestre para invitar a una sola de las tantas asambleas ni realizaron un solo cartel para convocar a las mismas. Tampoco pasaron por cursadas ni difundieron (ni siquiera por Facebook) invitaciones para ninguna de las marchas educativas realizadas. Rozando lo tragicómico, en cuanto a difusión, invitación y propaganda, el PTS continúa sosteniendo una política de vaciamiento de estos valiosos espacios de organización y de lucha en las calles, y se limita a publicar a modo de crónica las resoluciones de dichos espacios… ¡atribuyéndose gran parte de las mociones!

Aquí solo diremos que mientras desde la juventud del Nuevo MAS, junto a otras agrupaciones, proponíamos cortes de avenidas, clases públicas y movilizaciones, Avanzada PTS solo propuso que la asamblea se pronuncie “contra el golpe de Brasil”, algo en lo que todos los militantes estamos de acuerdo, que los estudiantes jamás comprendieron a qué se referían, y que no contribuyó absolutamente en nada a lo que estaba en juego en esa asamblea: dar pasos firmes en nuestra propia realidad, la de los estudiantes del conurbano y Buenos Aires en pleno proceso de rebelión educativa.

A comienzos del año incluso, frente a una actividad de base sumamente importante para la propaganda y la movilización de los estudiantes como fue el escrache al rector de la UNLu Osvaldo Arizio, que vino a la sede a “inaugurar” el edificio nuevo –producto de la lucha de la conducción del CETS junto a los estudiantes–, con  la toma de la administración, el PTS estuvo en contra y estuvieron ausentes.

Mientras el Ya Basta! – Las Rojas, junto a compañeros de otras agrupaciones como Nueva Opción Y Aukache, agitamos con cantos, bombos y pancartas escrachando al rector ajustador, principal responsable de múltiples ataques a los estudiantes como el recorte de las becas y las condiciones paupérrimas de cursada, el PTS se abstuvo a participar e incluso se puso a volantear sectariamente a unos metros un volante que nada tenía que ver con la ocasión que ordenaba la lucha en la Universidad.

Resulta vergonzoso para una agrupación seria, combativa, presente en las luchas sindicales, que lleva años de construcción en la UNLu y que hoy dirige dos de los centros de estudiantes más combativos del conurbano, tener que invitar a la autoproclamada cuarta fuerza de la Internacional (según sus militantes) a que salgan a luchar y revisen sus balances políticos. Pero en lugar de calumnias como las que elucubra la juventud del PTS, preferimos remitirnos a los hechos que cualquier estudiante y docente reconoce y ve reflejados en el Ya Basta! – Las Rojas – Nuevo MAS.

Hechos nuevamente: mientras organizamos la histórica clase pública cortando la avenida con más de 200 estudiantes junto al gremio de los docentes de ADUNLu, y en la que garantizamos el sonido y las sillas, salimos junto a los estudiantes independientes a cortar la calle, llenamos de carteles toda la universidad y la avenida, el PTS lo vio desde afuera y no participó en ninguna instancia ni convocatoria previa; se limitó a sentarse en las sillas que nosotros ubicamos, e irónicamente propuso públicamente aquello de lo que hoy se contradicen: coordinar la lucha con otras universidades y profesorados de la zona.

Que las asambleas se pronunciaran por la necesidad de un encuentro nacional de estudiantes de base en la zona para coordinar la lucha es la propuesta que desde la conducción del CECE y del CETS llevamos a asambleas intercarreras de la UNGS y en la UBA, y es lo mismo que el PTS planteó en su momento en la UNLu. Solo que a la lucha en defensa de la educación pública jamás la resolverá ni concluirá un simple pronunciamiento como pretenden los compañeros. Ellos lo propusieron de palabra, sin jugarse en ninguna universidad ni en ningún profesorado hasta el final. Desde el Nuevo MAS llevamos esta pelea hasta el último momento, saliendo a buscar a las bases, a otros establecimientos, con una perspectiva de unidad de acción, de medidas concretas como las que hemos conquistado en las reuniones en zona norte.

Esto es lo que hoy los compañeros nos critican, e intentan ensuciarnos, sin ninguna repercusión real en ningún lado. A esto último se suma el argumento de uno de sus compañeros militantes: “el encuentro no va a cambiar si el PTS va o no va”, desmereciendo totalmente el espacio y la necesidad de la mayor participación de todas las agrupaciones y representaciones estudiantiles para coordinar un plan de lucha, repitiendo la misma lógica y haciéndole el juego al kirchnerismo, que se ausentó de los mismos encuentros.

Entonces: ¿qué hay detrás de los ataques furiosos de los militantes del PTS hacia el Nuevo MAS? Lo que se esconde es que el PTS no busca una verdadera coordinación para torcerle el brazo a Macri: solo está preocupado porque los que convocamos y estamos a la cabeza de este proceso de lucha es la juventud del Nuevo MAS. Si algo queda claro es que los estudiantes no son tontos, e intentar subestimarlos con mentiras es olvidar que antes que cualquier palabra los hechos hablan por sí mismos.

Mientras tanto, desde la conducción de los centros de estudiantes saludamos a los compañeros que al menos son conscientes de que están llegando tarde al proceso de rebelión educativa, y a pesar de que no sean los métodos correctos los que utilizan, nunca es tarde para hacer buenos balances y corregir su política.

En este sentido, desde Las Rojas nos preparamos con todo para salir a las calles una vez más, a levantar las banderas con las luchas y reivindicaciones de las mujeres. Gracias al prestigio de nuestra agrupación, el gremio de los docentes una vez más dejó bajo nuestra responsabilidad centralizar la lista de estudiantes que quieran viajar, y estamos llevando adelante una campaña fenomenal de carteles, estencileadas, volanteadas y venta de boletines.

¡La lucha continúa! ¡Sigamos construyendo centros participativos, democráticos y de lucha! ¡Organicemos desde abajo la lucha por los derechos de los estudiantes, las mujeres y los trabajadores!

¡Vamos por un Encuentro Nacional de Estudiantes de base! ¡Sumate al Ya Basta! – Las Rojas por un movimiento estudiantil de lucha en las calles!

 

Erik Morales

Presidente del Centro de Estudiantes de Ciencias de la Educación

UNLu –San Miguel

 

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb