16° día de paro docente



 

Nueva reunión, nuevo fracaso. Evidentemente tanto el gobierno como la burocracia están “incomodos” y hasta el momento no hay “maniobra” que pueda quebrar la histórica lucha que los docentes estamos llevando adelante con más de 15 días de paro, movilizaciones masivas y acciones zonales diarias. Scioli se encuentra en una encerrona donde no quiere aflojar así como así, ya que hacerlo sería ir en contra del plan de ajuste del gobierno nacional y el conjunto de la burguesía y quedar muy mal parado en sus intenciones de ser presidenciable para el 2015. Por este motivo se endurece y utiliza todo tipo de artilugio, aunque con resultados poco felices para sus intenciones; ahora parece querer jugar la carta del desgaste del conflicto, cuestión sobre la que volveremos más adelante. Por otra parte Bardel (Maldonado, Petroccini y otros tantos burócratas) se encuentra entre la espada y la pared; presionado principalmente por la base docentes y por las seccionales opositoras, en este marco debe posar de luchador alejándose así de su objetivo de se quienes le garanticen al gobierno nacional las paritarias a la baja que permitan hacer pasar el ajuste. En este contexto hay un acuerdo tácito para “reventar” la huelga a través del desgaste.

Ante esta realidad el camino a seguir es profundizar una lucha que es masiva pero aun inconsistente como para desbordar a la burocracia y derrotar la dureza del gobierno (quien esta mancomunado con los medios y los burócratas de todos los colores). Hoy estamos ante una coyuntura que nos demanda para poder triunfar dar un paso más en la radicalización de la lucha. Para esto desde la Lista Gris Carlos Fuentealba creemos que desde la oposición se deben coordinar acciones conjuntas (ya no las zonales de cada uno por su lado) que peguen de lleno contra el ajuste del gobierno nacional, tal como lo cantan miles de docentes en el ya famoso “a ver cristina, a ver si nos entendemos, con $1800 de básico no comemos”. Para eso debemos exigirle a la burocracia (del color que sea) una masiva marcha a Plaza de Mayo, porque si bien hemos realizado marchas de miles de docentes ninguna apuntaba al centro del poder político, ahí donde están los verdaderos culpables de que la variable de ajuste seamos los trabajadores. Una marcha como la realizada a La Plata, pero a la Plaza de Mayo, impactaría de lleno en el gobierno nacional y aclararía hacia el seno de la sociedad quienes son los culpables de que no haya clases. Pero la radicalización no solo se consigue con marchas (que por supuesto son una importante demostración de fuerza), sino que debemos avanzar sobre la conciencia ligada a la “legalidad” que aún tienen muchos docentes (que ha avanzado ante el no acatamiento de volver a clases bajo orden judicial) realizando acciones como cortes de calles, tomas de consejos escolares y otras acciones de demostración de fuerza. Por otra parte no debemos olvidar que esta lucha es docente pero incide en la totalidad de los trabajadores, ya sea porque son sus hijos quienes van a la escuela pública o porque lo que logren los docentes será visto como lo mínimo e indispensable a conseguir por otros gremios. Por eso se deben seguir realizando acciones que tiendan a elevar el nivel de apoyo de la comunidad con la lucha docente a través de asambleas con los padres, marchas de las antorchas como ya se vienen realizando, volanteadas en los lugares de trabajo, actividades con estudiantes, etc.

Estas acciones con el resto de los trabajadores tienen un doble objetivo, por un lado fortalecer el apoyo a la lucha docente, por el otro masificar la lucha y convertirla en una lucha de todos los trabajadores. En este sentido el paro llamado por Moyano para el 10 de abril esta demasiado alejado y no alcanza para lograr nuestros objetivos inmediatos, esa fecha es muy lejana para una lucha que necesita realizarse ya. En la política los tiempos son fundamentales, por eso hay que recorrer los lugares de trabajo planteando la exigencia a la CTA y la CGT de un paro nacional ya.

En todas estas tareas hay un escollo que debemos superar, el mismo es la falta de una coordinación real del arco opositor a la burocracia de Maldonado y Bardel. El último miércoles y como viene sucediendo en todas las actividades llamadas por la celeste la oposición fue incapaz de mostrarse como un bloque homogéneo que intenta disputarle la dirección del conflicto a Baradel y cia. Cada uno por su lado en la marcha y cada uno por su lado luego de terminada la misma, dejando así pasar una buena oportunidad de mostrarse como un bloque conjunto en una marcha a Plaza de Mayo tal como pedían muchos docentes. Estos “desacoples” este cuidar cada uno los intereses seccionales, no hacen más que darle aire a la celeste.

Por la profundidad de los desafíos planteados te invitamos a sumarte a la Lista Gris Carlos Fuentealba para fortalecer esta perspectiva de lucha que apunta claramente a derrotar el ajuste del gobierno y toda la burguesía nacional.

Diego. Lista Gris Carlos Fuentealba

 

Fuentealba Presente

En la marcha del pasado miércoles estuvieron presentes dos caras de Carlos Fuentealba. Por una parte la cara que se mostró a través de las palabras de su compañera Sandra Rodríguez, que quiere mostrar a un Fuentealba como un poster desteñido del luchador, un intento de quitar el contenido real de Carlos, un intento de mostrar a un maestro inofensivo para el poder del estado burgués que seguramente adheriría a las nefastas políticas del actual gobierno, la de él que murió en manos de los opositores patronales que lo mataron por ser “un maestro honesto” (cosa que verdaderamente era, aunque no solo eso), una verdadera falsificación de la vida militante de Fuentealba.

Por otra parte se vio la verdadera cara de Carlos, la que se vio en cada bandera (como las que orgullosamente llevamos), en cada pancarta, en cada cantico contra el gobierno, en cada docente que lucha por un mundo distinto, por un mundo socialista. Esa cara que muy bien refleja el documental “En Obra” realizado por los compañeros Damián Finvarb y Ariel Borenstein que en breve estaremos proyectando en distintos lugares), la de un luchador por el socialismo, la del obrero de la construcción que se formó y siguió luchando por un mundo distinto, sin opresores ni oprimidos; la del militante que respetaba la democracia obrera y murió luchando. Ese, el verdadero Fuentealba estuvo presente y lo seguía estando mientras haya un trabajador en este mundo luchando por el socialismo.

Diego

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb