Adolfo Perez Esquivel: “Esta movilización nos llama a seguir haciendo memoria tratando de generar conciencia”

 

–¿Cómo ves esta movilización?

–Una movilización extraordinaria, no esperábamos tanta gente pero hay miles y miles de personas en todo el país, no sólo en esta marcha. Esta movilización nos llama a seguir haciendo memoria, tratando de generar conciencia y de no retroceder en materia de derechos humanos.

–¿Qué opinión tenés de los primeros meses de gobierno de Macri?

–Es muy contradictorio: quiere pagarle a los buitres, les levantó las retenciones a las mineras, a las sojeras y hasta ahora no hay políticas sociales. Justamente una promesa de campaña electoral fue “pobreza cero”.La política económica está clara: negociar con los Estados Unidos el Tratado del Pacífico que vendría a ser algo como el ALCA o peor. Todavía es muy temprano como para tener mayor definición.

–¿Qué significa la visita de Obama al país?

–Mirá, que Obama venga al país a mí no me preocupa. Lo que sí me preocupa es lo que va a firmar, lo que va a hacer. Después de la carta que yo le mandé decidió no ir a la ESMA y fue al Parque de la Memoria a hacer un homenaje, pero cuando habla de la política de derechos humanos es muy ambiguo.

 

 

Enrique Cachito Fukman: “Este gobierno está representando a los mismos grupos económicos que dieron el golpe en el 76”

 

–¿Cómo ves esta movilización a cuarenta años de la dictadura militar?

–Realmente es una movilización impresionante que muestra realmente que una parte importante de nuestro pueblo no olvida. Pero no solamente no olvida sino que continúa rescatando los ideales por los cuales los 30.000 compañeros detenidos-desaparecidos enfrentaron a la dictadura, que es el de construir un mundo sin ninguna forma de explotación.

–¿Cómo caracterizásal gobierno de Macri?

–Si uno quiere sintetizarlo, sería: todo para los ricos y palos para el pueblo, ya que ha dado todas las medidas económicas a favor de los ricos y al pueblo le ha puesto un protocolo para impedir que se manifieste y la vez que salió a la calle lo ha reprimido.

–¿Qué significa la visita de Obama?

–Por un lado es una provocación que haya venido en esta fecha el jefe de una de las principales potencias responsables del golpe de Estado. Pero a su vez, lo que intenta hacer es consolidar a este gobierno que está representando a los mismos grupos económicos que dieron el golpe de Estado en el ’76.

–¿Qué respuesta les tenemos que dar los trabajadores y la juventud?

–Esta. Unidad en la calle y en la lucha para construir otro país.

–¿Qué rol está teniendo el kirchnerismo en este contexto?

–Por un lado dicen que tienen que resistir y por otro les dan todos los votos en el Congreso para aprobar leyes. Y en las provincias que gobiernan aplican el mismo ajuste y la represión. O sea, están por un lado confundiendo y por otro garantizando la gobernabilidad de este gobierno para que nos aplique el ajuste y las leyes que benefician a los grandes grupos económicos y financieros.

 

 

Hector Chino Heberling: “El Frente de Izquierda está completamente desdibujado”

 

–¿Qué significa la visita de Obama en esta fecha?

–Ha sido una gran maniobra para diluireste 40º aniversario del golpe. Mucha bronca, mucha indignación. Te da como para romper el televisor ver a Obama y a Macri tirando flores al Río de la Plata haciendo un homenaje a los desaparecidos. Es un sinsentido ver a un criminal haciendo esto, porque para nosotros Obama es un criminal, es el presidente de la potencia imperialista criminal que hoy mismo tiene injerencia militar en varios países de Medio Oriente, ha sido y es el gran gendarme del planeta. Obama es el rostro humano que nos quieren hacer pasar: una persona de color, que viene de abajo, pero es toda una hipocresía. Le estamos lavando la cara cuando se lo deja participar de lugares que son caros para los sentimientos populares como el Parque de la Memoria. Evidentemente, es la reafirmación de que este gobierno viene por todo y Obama ha venido a respadar ese cambio de orientación. Hoy la Argentina ha dado varios pasos a la recolonización.

–¿Cuál tiene que ser la respuesta de los trabajadores y los sectores populares frente a esto?

–La mejor respuesta es lo que estamos haciendo en este momento. Decenas de miles de trabajadores, de jóvenes, de organizaciones populares, políticas, de izquierda estamos en la calle diciéndole no al gobierno reaccionario de Macri, basta de protocolo, fuera Obama de la Argentina, apoyando todas las luchas de los trabajadores contra el ajuste brutal que está llevando adelante Macri y la patronal con el apoyo de la burocracia sindical.

–¿Qué rol está teniendo el Frente de Izquierda en este cambio de coyuntura?

–El Frente de Izquierda está completamente desdibujado. No se le conoce declaración política común en relación a este gobierno. No hay uniformidad en sus posiciones, y lo vuelve a afirmar una vez más producto de las diferencias que ha tenido el Partido Obrero al no hacerse el Encuentro Obrero del 5 de marzo, que era una parada importante para toda la vanguardia luchadora para organizar la pelea contra el ajuste. El FIT tuvo posiciones encontradas respecto al Encuentro y eso da la pauta de que simplemente es una cooperativa electoral. Simplemente están juntos para dar una respuesta electoral y no para dar una respuesta en la lucha de clases, que  es la cancha donde se ven los pingos. En esto, el FIT está ausente.

–¿Por qué el Nuevo MAS marcha con el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia?

–El EMVyJ es un colectivo que se creó hace veinte años como un espacio independiente de los organismos que en su momento se acercaron a sectores de distintos gobiernos. Este siempre fue un espacio independiente que peleó contra la impunidad de ayer y la de hoy. Nunca ocultamos las críticas que teníamos a los gobiernos de turno porque para nosotros es constante la lucha por los derechos humanos. No es que acá solamente se está luchando contra la impunidad de la dictadura sino que se está reivindicando la pelea de todos los días por los derechos humanos. Todos los gobiernos democráticos pisotearon los derechos humanos porque la violación de derechos es inherente al sistema capitalista. Hasta que no se cambie esta sociedad de raíz,  hasta que no se destruyan las relaciones de opresión, siempre va a haber una lucha por los derechos humanos.

 

 

Manuela Castañeira: “Este nuevo gobierno se prepara con todo para atacar a la clase trabajadora”

 

–¿Qué impresión te da esta movilización a cuarenta años del golpe militar?

–Creo que es una movilización enorme. Si bien hoy hay dos marchas, una del kirchnerismo, que ha negado la posibilidad de hacer una marcha unificada contra el macrismo, es una jornada nacional contra el nuevo gobierno. Creo que hoy se está expresando, posterior a la visita de Obama, tanto globo amarillo y festejo por el recibimiento del imperialismo, la verdadera realidad de la clase trabajadora y el pueblo en general que reclama por derechos democráticos, que reclama por que se vaya Obama de la Argentina, que se termine la criminalización de la protesta social, que se termine el protocolo represivo (mal llamado antipiquete), que se terminen los despidos. En definitiva, pararle la mano a Macri y pararle la mano al ajuste.

–¿Qué lugar ocupa la visita de Obama en esta agenda?

–Creo que Obama viene a hacer una gira triunfal en Latinoamérica para marcar este nuevo momento de gobiernos más reaccionarios en la región, y quiere aprovechar eso. El macrismo también lo aprovecha en el sentido cipayo, en el sentido de sometimiento a los yanquis en general. Hace dos semanas se dio media sanción al usurero y fraudulento pago a los acreedores y los fondos buitre.Obama viene no casualmente en esta fecha, viene a lavarle la cara al imperialismo yanqui. Por más que sea un presidente negro, sigue siendo el presidente de una potencia imperialista opresora, así que no tenemos ninguna alegría de que Obama esté en Argentina y menos con los términos de relaciones que el macrismo quiere establecer con el imperialismo. Quiere imponer los Tratados de Libre Comercio, imponer más pago a los fondos buitre, imponer una relación de opresión de Estados Unidos hacia Argentina.

–¿Qué respuesta tenemos que dar los trabajadores y los sectores populares de conjunto a este ataque?

–La respuesta se empieza a ver hoy con la masividad de esta movilización y la jornada de ayer contra la llegada de Obama a Argentina. Creo que es importante porque Argentina tiene un activismo, una tradición de lucha enorme y eso no deja de existir porque nos gobierne Macri. Esta respuesta tiene que ser en la calle. No confiamos en la falsa oposición verbal del kirchnerismo en el Congreso, cuando en realidad está apostando totalmente por la gobernabilidad.

–¿Qué política debe darse la izquierda en este contexto?

–Hay mucho trabajador confundido “dándole tiempo” a Macri y hay que pincharle el globo y para eso hay que unificar a la izquierda. Y la verdad es que venimos con un debate muy grande con el FIT, porque creemos que no están haciendo las denuncias al macrismo que deberían hacer. No están viendo la situación y lo reaccionario de este nuevo gobierno, tienen mucha confusión los compañeros. El Partido Obrero se dedica más a criticar al kirchnerismo, que ya no está en el poder, que al propio macrismo, y por tal motivo han sido capaces de romper el Encuentro Obrero en Racing. Un verdadero y flagrante error, porque no se están dando la política de preparar a los trabajadores para enfrentar este gobierno. En este momento, más que unificar, el Frente de Izquierda es una  máquina de dividir, así que esperamos que los compañeros recapaciten y reorienten su posición para dar una pelea común con el conjunto de la izquierda contra el gobierno de Macri.

 

 

María del Carmen Verdú: “Macri no recibió ningún regalo de Obama porque ya le había mandado antes la tecnología yanqui de las pistolas eléctricas Taser”

 

–¿Cómo ves los primeros meses de gobierno de Mauricio Macri?

–Desde el primer momento, a partir de una reunión del Consejo de Seguridad Interior que fue la primera semana después de la asunción de Macri, comenzaron a anunciarse una cantidad de medidas represivas que se han ido llevando a la práctica y profundizando un sistema ya suficientemente represivo con las leyes antiterroristas, con las detenciones arbitrarias a la orden del día, con muertos por tortura en comisarías y cárceles, un crecimiento notable del gatillo fácil.Si a esto les sumamos las medidas impuestas en el sentido de recrudecer la represión a los sectores organizados o el intento de reglamentar la protesta, con el protocolo y las facultades que les da la declaración de emergencia en seguridad de disponer de recursos de cualquier partida presupuestaria para incrementar los pertrechos y la logística para reprimir, nos vemos en un escenario donde se confirma lo que decíamos en noviembre del año pasado, cuando cerramos el año con la presentación del archivo de casos: decíamos que iba a ser un año caracterizado por la represión y el saqueo y que íbamos a tener que enfrentarlo con unidad, organización y lucha.

–¿Cómo ves la visita de Obama en este contexto?

–La visita de cualquier presidente yanqui claramente es un ultraje para el pueblo trabajador argentino. Pero además aparece un 24 de marzo, y va pretendidamente a hacer un “homenaje” a sus propias víctimas, porque en definitiva es el administrador del Estado que promovió como política continental los golpes de Estado y las dictaduras en los 60 y en los 70.

En cambio ahora apuestan a estas democracias de baja intensidad o controladas, donde tienen genuflexos a burgueses como Macri que los reciben y los llenan de regalos. Ayer veíamos que Macri le había regalado una bicicleta eléctrica con tecnología argentina y decíamos “bueno, Macri no recibió ningún regalo de Obama porque ya le había mandado antes la tecnología yanqui de las pistolas eléctricas Taser”.

 

 

Nora Cortiñas, “No sé a dónde iremos a parar si no salimos a luchar todos los días”

 

–¿Cómo siente esta movilización a 40 años del golpe militar?

–Siento que estamos todos en las calles y no hay gobierno que logre separarnos. Tenemos distintos pensamientos partidarios pero ideológicamente estamos acá porque queremos realmente una patria a donde no se violen los derechos humanos de nadie, donde decimos no a cualquier dictadura cívico-militar-religiosa, donde decimos basta de saqueo a nuestro país, no al protocolo. Estamos diciendo que queremos una Argentina sin represión y sin judicialización de la protesta.

–En relación a eso ¿cómo ves el accionar de Macri?

–Lo veo mal, no hizo más que desarmar todo lo que costó años componer en el país, la búsqueda de la verdad y la justicia. Está destruyendo todos los sitios de la memoria y yo lo veo muy mal. En estos primeros cien días no hizo más que traer pena y tristeza a nuestro país mediante despidos indiscriminados. Lo mismo despide a una persona enferma, a una con discapacidad, a una mujer embarazada. Todo es querer vaciar el Estado y el país. No sé a dónde iremos a parar si no salimos a luchar todos los días.

–¿Cómo se entiende la visita de Obama a la Argentina?

–Como una provocación y un despropósito del gobierno al permitir que viniera, porque no vino por su cuenta sino que vino con la anuencia del gobierno.

–¿Por qué estás movilizando con el Encuentro Memoria Verdad y Justicia?

–Yo estuve en la marcha del grupito de organismos, la otra marcha, con mucha gente del anterior oficialismo. Y ahora vengo a esta por la memoria, la verdad y la justicia porque creo que todos somos caminantes de años y años. Tenemos a lo mejor consignas distintas o los otros no tienen algunas consignas que tendrían que tener. Lo mismo no son mis enemigos. Hay que fortalecer la democracia pero sin enfrentarnos.

 

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb