Polémica con el PO y el PTS – 

 

En ocasión del congreso del PO, hubo un elocuente intercambio de “propuestas” entre los principales socios del FIT.  Lo primero que llama la atención es el tono de cordialidadformal que utilizan. Si no se dicen “doctor” o “licenciado” es porque sería poco decoroso para miembros de partidos de izquierda. A alguien desprevenido, podría llamarle la atención. Hasta hace algunas semanas, el PO y el PTS se disparaban toneladas de acusaciones: “seguidismo al kirchnerismo”, “sectario”, “burocrático”, “faccional” eran algunas de ellas. Parece que eran disparos de salva (forma elegante de decir que son “puro humo”).

El punto polémico más duro del año, y también el que puso a prueba a todos, fue el fallido Encuentro de Racing. Parece que para los miembros del FIT poco importa lo que sucedió con él: “acá no pasó nada”.

El PTS, en formato de carta al congreso del PO, propone: “Conferencia o Encuentro Nacional del FIT”, “Conferencia Latinoamericana de la izquierda revolucionaria”, “Acto del FIT el 1ro de Mayo en el Luna Park”, actuación común de sus bloques legislativos (por esta vía el público viene a enterarse que no hay ningún tipo de coordinación entre ellos en ese terreno). El PO replicó con la propuesta de “un acto del FIT el 1ro en Plaza de Mayo”, extendiendo el “permiso”de participar “a los aliados del FIT”.Una formulación sectaria, oportunista y autoproclamatoría que solo parece excluir a nuestro partido y distintas expresiones clasistas entre los trabajadores.

Ambos se llenan la boca de palabras acerca de la “intervención del FIT en la lucha contra el ajuste”… pero no hay forma de avizorar una sola propuesta que vaya en ese sentido.  En primerísimo lugar, hay que decir las cosas como son: el FIT es y ha sido siempre nada más que un frente electoral. Nunca fue un canal de organización de las luchas de los trabajadores. Nunca intentó serlo. Lo que sí hicieron los partidos que lo componen fue afirmar serlo, escribir que lo son, proclamar estar siéndolo, redactar artículos acerca de cómo lo están siendo…

Este no es un año electoral. El desafío para la izquierda este año es intervenir en la lucha contra Macri, contra el ajuste. Y el desafío era y es reagrupar a toda la vanguardia, a los luchadores, en un polo de referencia que actúe en ese terreno: el de la lucha contra Macri y su ajuste. Un polo que sirva para impulsar la lucha y la movilización, condición sine qua non, para que los trabajadores se radicalicen y  poder disputar la dirección al kirchnerismo y a la burocracia de todo pelaje, que hasta ahora se ha limitado a realizar declaraciones o a lo sumo llevar sus quejas a la vía muerta del parlamento.

Por eso era fundamental concretar el Encuentro de Racing. Pero el naufragio del mismo no puede ser una excusa para abandonar esa perspectiva. El hecho de que el FIT vuelva al cauce normal de propuestas de actividades que sólo los incluyen a ellos demuestra que impulsar el Encuentro de Racing nunca fue su política.¿No decía el PO, por ejemplo, que su objetivo era darle espacio a “las organizaciones obreras reales”? ¿Qué pasó con eso? ¡Evidentemente, se trataba de una excusa de ocasión para boicotear el Encuentro!

En resumidas cuentas: los actos y actividades del FIT no son ni pueden ser un canal de organización como podría haber sido el Encuentro de Racing. Y ellos lo saben. La cooperativa electoral se pone por encima de las necesidades de la lucha de clases. Su vista está puesta en las elecciones del 2017. De ahí los delirios por la  “delimitación permanente del kirchnerismo”  del PO. ¡Piensan en los votos no en la lucha de clases! ¡Grave error oportunista!

Orientación política que los lleva al ridículo de festejar una supuesta victoria el pasado 24 de Marzo por que hubo claramente “dos marchas diferenciadas”, cuando la realidad es que,  si bien la columna del EMVyJ fue muy importante, la inmensa mayoría de la gente movilizada concurrió al acto de los organismos filo-K.

Desde el Nuevo MAS somos claros: la tarea prioritaria es enfrentar a Macri, agrupando a la vanguardia luchadora y la izquierda en esa perspectiva de acción. Hay que terminar con el oportunismo electoral. Lo que la realidad impone es construir un 1ro de Mayo unitario, convocado por todas las organizaciones obreras, izquierda incluida, que eran parte de la convocatoria de Racing. ¡El 1ro de Mayo debe ser una oportunidad de reagrupar a los luchadores!

 Fernando Dantes

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb