En Rosario ya hemos empezado a sufrir el ataque de las patronales. El  pasado lunes 29 de febrero al llegar a la fábrica, alrededor de 80 trabajadores contratados de la empresa metalúrgica “Bambi” (de la llamada “línea blanca”: heladeras, freezers, etc.) se encontraron  con que se les había cortado su vínculo laboral.  Estos trabajadores (todos  tercerizados de las agencias Manpower, Adecco y Randstar) inmediatamente armaron una protesta ocupando la calle en el cruce de Ovidio Lagos y Circunvalación. Horas después, la patronal  aparentemente presionada por la manifestación, decidió achicar el número de cesantías y efectivizar a veinte de los obreros que  tenían precarizados, aunque del resto de los despedidos no hay novedades en firme; en cambio sí trascendieron ofrecimientos de “retiros voluntarios” a otros trabajadores (oferta típica del empresariado en estas situaciones de ajuste y recorte). Señalemos que en la última década dentro de la rama metalúrgica, las empresas de la “línea blanca” han amasado fortunas produciendo para el mercado interno y para países limítrofes (tanto electrodomésticos como productos para pequeñas empresas y comercios). Pero todo esto a costa de trabajo precario, eventual y bajo agencias que proveen la mano de obra a todo ese cordón industrial del Gran Rosario, es decir a base de la super-explotación de los trabajadores y de la precarización que instauraron Menem, De La Rúa y que el kirchnerismo no cambió un ápice. Por otro lado, como ya es habitual, los compañeros de “Bambi” recibieron la solidaridad de las organizaciones obreras que también están acompañando la lucha contra la “ola de despidos” que se viene dando en la región (tal el caso de Electrolux, Aerolíneas Sol, etc.).

 

Los dirigentes traidores de la UOM

 

Por su parte los burócratas sindicales de la UOM en susdeclaraciones nos “advirtieron” que esto apenas se trata de la punta de un iceberg: “Se vencían contratos eventuales y no los renovaban, la empresa prometió que si la producción levanta, finalmente serán retomados”(…)“El mercado se viene cayendo, no hay consumo, las importaciones están generando problemas serios a la industria y si el gobierno nacional no cambia, esto se va a trasladar a otros lugares, la situación en Rosario y todo el país se pondrá problemática“( Antonio Donello, Secretario Gral. de la UOM Rosario). El titular de la UOM también dijo que “casos como el de Bambi pueden repetirse en el corto plazo” en empresas como Electrolux, por la cual ya hubo presentaciones en el Ministerio de Trabajo para evitar cesantías, o en Acindar, donde la patronal pretende “bajar un turno” en los próximos meses.  En lugar de ponerse a la cabeza de la lucha contra los ajustes, nos explican lo mal que está todo y nos “advierten” que se vienen despidos, justificando a las agencias de empleos y a las propias patronales, como si fueran asesores empresariales más que dirigentes obreros! Se dedican a cuidar a empresarios que obtienen impresionantes ganancias a costa de nuestro trabajo y que ahora que hay una supuesta baja en la producción, nos quieren descartar! Estos dirigentes tendrían que bregar por nuestras condiciones de vida, organizando un plan de lucha contra los despidos y para que nuestros salarios no pierdan ante la inflación!

 

Organicémonos para exigir y luchar

 

No es casual que nos “adviertan” (a modo de amenaza) tratando de meternos miedo a los despidos justo ahora en medio de las paritarias, para que todos agachemos la cabeza resignándonos por temor, y así poder transar un sueldo mucho menor a la inflación de este año, haciéndole el juego al Gobierno y a losempresarios. Desde el Nuevo MAS Rosario creemos que hay que impulsar asambleas de fábrica, en donde se exija la reincorporación inmediata de todos los despedidos, asambleas de base donde se vote el porcentaje deaumento salarial, exigiéndole al Sindicato que lo implemente en las paritarias o llamen a un plan de lucha en caso de no tener respuesta. Si los sindicalistas traidores se niegan, habrá que organizarse para intentar desbordarlos y, como ha pasado tantas veces en la historia del movimiento obrero, decimos que hay que avanzar igual con “los dirigentes a la cabeza, o con la cabeza de los dirigentes”.  La necesidad de defender nuestro salario es lo que prima a estas horas. Por más que el gobierno ajustador y represor de Macri  recién empiece, no podemos darle más tiempo, cada día que pasa es una medida más a favor de los empresarios, los sojeros y las multinacionales,  y en cambio para los trabajadores y el pueblo: sueldos de hambre y desocupación. Para esta urgente tarea, el Nuevo MAS se pone a disposición de los compañeros de “Bambi” y compromete toda su humilde fuerza militante.

 

Nuevo MAS Rosario

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb