Temas: ,

 

Después de los despidos y la represión en La Plata

 

La represión del intendente de La Plata Julio Garro a los municipales despedidos fue el disparador de la primera respuesta de importancia en la región al plan del gobierno del PRO en el orden nacional, provincial y municipal. La marcha de más de 3 mil personas de la que participaron las dos CTAs, organismos de derechos humanos, estudiantiles, la izquierda y el kirchnerismo, trasciende el repudio a la represión y a las cesantías comunales y se enmarca en la pelea de los estatales provinciales de conjunto.

Desde la agrupación de estatales Carlos Fuentealba del Nuevo MAS sostuvimos desde el primer momento la necesidad de impulsar con fuerza la convocatoria de la marcha del lunes 11. En el conjunto de la vanguardia que estos años fue independiente de los K, se generó todo un debate sobre si intervenir o no y cómo hacerlo, que muestra la desubicación que existe en relación a la nueva situación política.

En primer lugar, ATE se negó a convocar a un paro para el mismo día de la marcha pese a que cuenta con junta interna propia entre los municipales, con la excusa de “no hacerle el juego a los punteros del bruerismo”. Entre las corrientes políticas, el Partido Obrero, con su ubicación de que es lo mismo un gobierno neoliberal como el de Macri que uno de mediación como fue el kirchnerismo, busca obstaculizar la necesaria unidad de acción de todos los que rechazan los despidos y la represión. Finalmente, la propia presión de la realidad llevó a que se concretara la marcha unitaria, adentro de la cual desde la izquierda armamos nuestro propio bloque.

 

El PRO ataca el empleo y el salario

 

Si bien la marcha fue importante, los municipales aún no logran unificar una respuesta. El sindicato de los municipales de La Plata y UPCN, directamente son patronales y dejan en banda a la gente. La fecha del año en la que estamos, obviamente no ayuda. La situación de absoluta precarización que dejaron Cristina, Scioli y Bruera es un punto de apoyo para el macrismo. Pero lo de fondo es que la gente no estaba preparada políticamente para semejante ataque. Es más, en La Plata, el PRO ganó por amplio margen. La primera reacción de la gente ante el desamparo al que los gremios la someten, es tratar de “pasar la revisión”.

Pero el PRO ataca con todo bajo el discurso de que en el Estado “son todos ñoquis y si alguno trabaja, lo que hace es política” y echa no sólo contratados o temporarios sino también a gente de planta permanente. Con los despidos masivos buscan achicar, apretar punteros para pasarlos “con su gente” al PRO y disciplinar al resto de los trabajadores para que en la paritaria le hagan caso a Prat Gay y “en vez de pedir salario, cuiden el empleo”. Incluso, con la lógica de que todos los estatales son vagos, también hay un tiro por elevación a la clase obrera de que laburar significa deslomarse, funcional también a que los aumentos se centren en la productividad.

La única delegación de trabajadores que participó como tal en la marcha fue la de la Secretaría de Derechos Humanos, donde dieron de baja a los contratados y a temporarios. A juzgar por el carácter político del organismo, hay que prepararse para una dura lucha, ya que es de esperar que el PRO los ubique en un lugar parecido a los trabajadores del Centro Cultural Néstor Kirchner, por poner un ejemplo. También en lugares emblemáticos como el Ministerio de Educación ya empezaron a revisar los recientes pases a planta.

Con las medidas de lucha aisladas de ATE, impuestas desde arriba por el Consejo Directivo Provincial, decretadas y que se hacen sin preparación, no se puede enfrentar semejante ataque. Desde la Lista Gris Carlos Fuentealba planteamos la necesidad de organizar desde ATE una asamblea general de estatales en el camino de un gran paro nacional. Los trabajadores debemos unirnos desde abajo, empezando por cada dependencia, con asambleas comunes de afiliados a distintos gremios y no afiliados. Hay que rechazar las “revisiones” y defender cada puesto de trabajo, a la vez que se lucha por el pase a planta. Al mismo tiempo, prepararnos para recuperar en la paritaria lo que la devaluación nos robó. Hay que pararle la mano a Macri, Vidal y Garro.

 

Agrupación estatal Lista Gris Carlos Fuentealba

 

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb