17/11 Primer corte en la Zona Norte

 

A pesar de la lluvia torrencial se realizó el corte de 197 y colectora como se había resuelto en la reunión del sábado 7. Con la presencia de unos 130 compañeros, entre los que se encontraban la Comisión Interna de Pilkington en pleno, la Comisión Interna de Praxair, el SUTEBA Tigre, trabajadores despedidos de Metalsa y Hutchinson, la agrupación 8 de Mayo de FATE, y partidos políticos, entre otros. La actividad logró trascendencia mediática y se logró hacerla conocer más allá de la zona.

 

Nuestro partido hizo un gran esfuerzo y aporte militante a la actividad. Con la presencia de más de 50 compañeros y compañeras, y la presencia destacada de una delegación de trabajadores de Pilkington encabezada por la Comisión Interna, junto a compañeros de la Lista Marrón de FATE, entre quienes se encontraba Jorge Ayala.

Nuestra participación contundente tiene que ver con la comprensión que se viene un ajuste brutal, no una mera continuidad del ajuste inflacionario de los últimos años, o de las suspensiones y despidos localizados, sino un ataque masivo a las condiciones de trabajo y de vida del conjunto de los trabajadores, es decir, un salto cualitativo en el ajuste, las persecuciones y la represión. De allí se desprende la necesidad de construir junto a otras organizaciones, gremiales, comisiones internas, cuerpos de delegados, políticas, etc., una herramienta de lucha zonal y nacional como única posibilidad de enfrentar y derrotar el ajuste que se viene.

Es justamente por esta razón que esta construcción tiene que partir de valorar y jerarquizar las organizaciones gremiales arrancadas a la burocracia sindical, las patronales y al gobierno, como son las comisiones internas independientes. Estas comisiones internas son el gran baluarte de los trabajadores, la conexión con las bases en las fábricas, el máximo avance expresado por la recomposición de la clase trabajadora, y es allí donde debemos apuntar para comenzar a organizar la lucha contra el ajuste que existe pero que será cualitativamente cuando asuma un nuevo gobierno.

Por supuesto toda reunión o encuentro debe servir para coordinar y apoyar a todas las luchas por pequeñas que sean, pero el objetivo debe ser alertar a los trabajadores y comenzar a organizar la lucha contra el ajuste que se viene. Porque estas luchas de vanguardia podrán ganar si empalman con un movimiento general de lucha de sus respectivas estructuras o del conjunto de los trabajadores.

La participación del Nuevo MAS no sólo fue destacada por el aporte numérico, clave para lograr el corte, sino también porque da muestra de una forma de construcción política y disputa política ajena al sectarismo que caracterizan a otras organizaciones que se ausentan de las actividades cuando éstas no representan al cien por ciento sus posiciones.

Son de público conocimiento las diferencias que tenemos con otras organizaciones convocantes. Vía un acuerdo de partidos, pretenden hacer retroceder el Encuentro Zonal pasado a un espacio de mera coordinación de luchas, abandonando la orientación política de realizar una gran campaña contra el ajuste y por un Encuentro Nacional que unifique, no sólo los encuentros existentes sino a los trabajadores de todo el país, posición que fue expresada de manera mayoritaria.

A pesar de esto, nuestro compromiso político ha sido destacado: hemos sido parte de las actividades de difusión del corte en las volanteadas programadas en Metalsa; la Comisión Interna de Pilkington realizó su campaña de difusión del corte en la fábrica logrando movilizar a varios compañeros de base de la fábrica, al igual que lo ocurrido en FATE a través de la agrupación 8 de Mayo, asimismo en las distintas Universidades que se hicieron presentes con compañeros estudiantes como parte de nuestra delegación.

 

¿Para qué nos vamos a reunir el 12 de diciembre?

 

En el acto de cierre final se expresaron dos orientaciones distintas para el Encuentro o reunión  del 12: coordinar las luchas existentes o poner el centro en la denuncia, la preparación, y organización de la lucha contra el ajuste que se viene y en ese marco coordinar las luchas de hoy. Ese encuentro o reunión zonal debe trabajar en la perspectiva de un Encuentro Nacional contra el ajuste, que contenga a todas las expresiones de lucha independiente de la patronal y de las burocracias como marcaron Roberto Álvarez y Jorge Ayala.

A nuestro modo de ver la ausencia de la comisión interna de la línea 60 en el corte es un llamado de atención a la política reduccionista y sectaria con los organismos de base impulsada por el PTS. Es hora de torcer el rumbo que se intenta imponer, de hacer una mera coordinadora, para dar vía a una perspectiva de lucha zonal y nacional que parta de enfrentar el ajuste que se viene, y para esto poner a la cabeza a quienes lograron ganar a sus bases y tienen representatividad, que pueden sentar las bases para la organización de una perspectiva nacional de lucha contra el ajuste.

Daremos nuestros máximos esfuerzos por trabajar una propuesta común junto a las comisiones internas de la zona que ponga de relieve la problemática del ajuste a nivel nacional y nos permita trabajar una convocatoria para el 12 que cambie el rumbo actual.

 

  1. C.

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb