Hace tiempo grupos neonazis pululan por Mar Del Plata sin que sea un tema de importancia para las mayorías, ya que tuvieron siempre una influencia casi inexistente. Fue de la mano del crecimiento electoral de Arroyo (Cambiemos) que comenzaron a organizarse más sistemáticamente para atacar a la comunidad LGBTI, el movimiento de mujeres, organizaciones de Derechos Humanos y a la izquierda. En estas últimas semanas se han registrado varios ataques, entre ellos a dos jóvenes gays y activistas del colectivo antifascistas, han amenazado a Javier Andres Molinari  (Presidente de AMADI) y reprimieron junto a la policía a mujeres en el Encuentro Nacional de Mujeres que se realizó en nuestra ciudad. Es fundamental remarcar que, si bien es probada la vinculación entre Arroyo y Emiliano Giri (integrante de Cambiemos y empresario marplatense) y Pampillón (líder de los grupos fascistas), también se puede señalar que todos los crímenes de odio cometidos en este último tiempo fueron bajo la gestión del actual intendente Pulti, sin que el mismo se pronunciara contra las agresiones de la FoNaPa . El Intendente Pulti no sólo no hizo ninguna denuncia o repudio al accionar fascista, sino que en una declaración oficial denunció a las mujeres por los supuestos destrozos, cuando fue el mismo grupo de Pampillón quien, ubicado en las escalinatas de la catedral para “cuidarla“, tiraron la reja desde adentro. Fue una provocación armada por estos grupos neonazis y la policía junto con la complicidad del municipio. Estos grupos minoritarios y escasos de influencia en la población actúan libremente gracias a la complicidad y al amparo de los políticos que gobiernan nuestra ciudad. Esto se da porque los empresarios a nivel nacional y local buscan imponer un ajuste al pueblo trabajador, a la salud, la cultura y la educación pública y amedrentar a todos los sectores críticos y activos de la población. Para evitar pagar los costos políticos de hacerlo con las fuerzas de seguridad estatal, fomentan el libre accionar de Pampillón y sus seguidores tercerizando así la represión y el escarmiento a la izquierda y a todo movimiento social. La respuesta desde abajo no se está haciendo esperar. Saludamos todas las iniciativas, desde festivales, reuniones multisectoriales, denuncias en medios de comunicación, etc. Desde el Nuevo MAS y la agrupación de mujeres Las Rojas proponemos que deben unificarse todas estas medidas en un gran plan de lucha de conjunto (que puede empezar con una masiva movilización que exija que todos los responsables de estos crímenes sean llevados ante la justicia), que se pronuncien todos los políticos, intelectuales y personalidades de la cultura, contra el accionar fascista en nuestra ciudad y que se garanticen todas las libertades democráticas y de libre expresión. ¡Vamos compañeros, unámonos! Al fascismo se lo derrota luchando en las calles y confiando sólo en nuestras fuerzas, movilizando de manera independiente de los mismos políticos que apañan a los fascistas. Una y mil veces: NO PASARÁN!!

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb