Temas: ,

Buenas noches compañeras, a los compañeros que también se acercan. Acá no hay frío, puede haber cansancio, pero acá lo que se palpita y lo que se siente es el aguante, es la lucha, es la fuerza, así que yo quiero un aplauso para todas estas luchadoras que están acá, que han viajado desde todos los puntos del país, de norte a sur.

Hemos venido a este encuentro, que no es cualquier encuentro, este es el año del #NiUnaMenos, es esa fuerza, es esa multitudinaria movilización, la que ha traído tantas compañeras a esta ciudad. Y aquí hay una gran discusión y es cómo continuamos con esa fuerza, si va a seguir, si se va a radicalizar o si la van a aplacar. Ahí compañeras, desde Las Rojas queremos ser muy claras: no hay atajos para fortalecer al movimiento de mujeres. Hay un punto por el cual hay que empezar y hay que ser muy claros, hay responsabilidades políticas, no se puede dejar de dar cuenta que acá hay un gobierno nacional y una mujer que hace doce años que están al frente de este Estado, y que son responsables de cada uno de los flagelos que sufren y sufrimos las mujeres. Acá hay un Estado que dice que las mujeres no podemos decidir sobre nuestro cuerpo, hay un Estado que no permite que haya educación sexual, hay un Estado que no da refugios, que no da presupuesto, que no da trabajo genuino. Y ante eso, ¿qué nos han dicho las militantes kirchneristas, sobre todo hoy? Como pasó en un taller, en el que estuve y que la bronca nos recorrió a muchas de las que estábamos ahí, cuando una docente explicaba que tenía que contener la violencia que había sobre sus alumnas y alumnos, que no tenía herramientas, que había embarazos adolescentes; las kirchneristas le decían que los docentes no saben aplicar la ley de educación sexual. ¡Qué cinismo! Porque esa es la misma respuesta que el kirchnerismo da una y otra vez cuando dice que es un problema cultural. Les dice a esas mujeres, les dice a esas docentes, a esas trabajadoras, a esas víctimas, a esas luchadoras, a esas madres, como la madre de Iara, les dice que ellas son las culpables. Y no podemos dejar pasar ese cinismo, porque no dar cuenta de las responsabilidades políticas es cegar a nuestro movimiento de mujeres para las batallas que tenemos que dar. Realmente, que lo diga el gobierno es una cosa, a veces también hay confusión en otros sectores muy honestos que se quieren sumar a la lucha, por eso redoblamos en aclararlo, porque queremos prepararnos para las grandes cosas, porque hay algo que hay que tener claro cuando se sale a luchar y es a quién le reclamamos, y es quién es el responsable, y es este gobierno, es este kirchnerismo, es este Estado y todas sus instituciones cómplices. Y saber eso nos da otra fortaleza, y es saber con quién nos podemos aliar, y tenemos un aliado estratégico que son los trabajadores, que a veces en el encuentro no se los quiere ni nombrar y es nuestro movimiento hermano para terminar con todas las cadenas de explotación y opresión, esas alianzas hay que tejer, no con el kirchnerismo.

Es muy importante todo esto, porque acá hay un gobierno que se va, dejando enormes deudas con el movimiento de mujeres y la sociedad en general. Y el gobierno que viene es mucho más conservador aún, pero a eso no le vamos a tener miedo, hay que saber que hay que prepararse el doble, por eso hay que sacar las conclusiones de esta década, para pelear contra todos los mounstros que se vienen, porque en este país el #NiUnaMenosdemostró que no estamos solas, que hay un estallido ante la barbarie, ante la bronca, ante el hartazgo, ante la violencia, ante la desidia, esas fueron las medio millón de mujeres en Capital, el millón en todo el país en las calles saliendo por primera vez. Para demostrar que además, por más que en todas estas últimas campañas electorales hayan querido silenciar al movimiento de mujeres, ocultar sus reclamos, ningunearlo o negar su existencia, esa movilización demostró la sensibilidad que hay en este país, en todo el mundo, pero en este país por las mujeres y sus reclamos y el movimiento de mujeres que crece. Y hay algo maravilloso, hay nuevos sectores que se suman, hay nuevos sectores que se incorporan, son las artistas y periodistas, seguro, pero también son todas esas mujeres que fueron víctimas de violencia y hoy en los talleres la estallaron denunciando, reclamando, pidiendo organización, pidiendo este acto como Iara, viniendo a este encuentro. Cuántas mujeres pisaron las calles por primera vez en su vida ese 3 de junio y hoy están acá y están acá sentadas, y están en los talleres y están en la calle. Esos nuevos sectores son en los que hay que apoyarse, son los más dinámicos, porque contrastan con otros viejos sectores que están saliendo de su estrategia derrotados. Y esa es la experiencia, que ha ocurrido con todos esos más institucionalistas que nos decían que la única salida era el lobby parlamentario, ahí quedó estancado, no dieron un solo paso, y las mujeres empiezan a saberlo, por eso dejan de juntar firmas para salir a escrachar, para copar los barrios para cortar las rutas, para ir a las puertas de los juzgados a movilizarse, y también dentro de esos viejos sectores, hay que decirlo, otros compañeros y compañeras de la izquierda, que no se jugaron, que se adaptaron y que no le pusieron el cuerpo y hoy no se ven. Muy por el contrario, desde Las Rojas queremos demostrar otra cosa, la fuerza que hay cuando salimos a las calles de manera independiente cuando nos organizamos, cuando planteamos todo sin tenerle miedo a nada, cuando no nos callamos nada. Y quiero decirlo muy en claro, esa estrategia, ese perfil, ha llevado a que esta agrupación sea una de las más dinámicas a nivel nacional y que empiece a haber rojas en todo el país y que hoy a este encuentro vengan las compañeras del Chaco, de Córdoba, de Rosario, de Río Gallegos, de La Plata, de la Zona Norte, de la Zona Sur, las trabajadoras, las estudiantes, de Capital, de todos lados, y muchas compañeras más que se siguen sumando, eso es impresionante. Eso también es parte de que en la campaña electoral pasada nos jugamos y hemos visibilizado mucho estas peleas junto al Nuevo MAS, con la fórmula que encabezamos con el compañero Jorge Ayala, trabajador del neumático que además le ha enviado a este encuentro y a esta delegación un enorme saludo y abrazo de lucha. Ese es el perfil que hay que seguir construyendo compañeras, en cada lugar de trabajo, en cada injusticia, organizándonos mujeres en las calles, no bajando jamás una bandera, como la bandera irrenunciable del aborto legal en el hospital, contra todos los que dicen que no se puede, que hay que cortar atajos, que no peleemos por eso, contra los que quieren mentir que el aborto es legal en este país. Nosotras seguimos levantando esa bandera y levantamos las banderas contra la violencia contra las mujeres, nos sumamos al movimiento abolicionista y empezamos a dar batallas ahí también, porque además de pelar todos los días y cotidianamente en cada caso de injusticia tenemos una estrategia de fondo, organizamos a las mujeres y colaboramos con esa organización. Porque queremos cambiarlo todo, porque no queremos explotación ni opresión, por eso somos socialistas y feministas y no nos para nadie. Y por eso compañeras, hay que seguir en la lucha, para cuestionarlo todo, para dar vuelta todo, para terminar con la opresión hacia las mujeres, para terminar con la explotación, para aliarse con los trabajadores. Porque es el único camino para conquistar cada cosa, porque queremos conquistarlo todo compañeras, sigamos en la lucha, como lo venimos haciendo. Sigamos fortaleciendo esta agrupación, sigamos fortaleciendo al movimiento de mujeres. Y que se escuchen estas voces, este grito, esas banderas y esos bombos y esos redos en todo el país. ¡Vamos con Las Rojas y el Nuevo MAS compañeras! ¡Sigamos en las calles! Muchas gracias.

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb