santa cruz


En plena escalada inflacionaria, con una devaluación y ajuste brutal que busca que los trabajadores paguemos los costos de la crisis y mientras se produce una profundización del discurso y accionar represivo del gobierno de Cristina, la burocracia celeste de CTERA se encontró con inesperados aliados a la hora de frenar las luchas.

Es así porque la conducción LILA de ADOSAC no movió un dedo en preparar ningún plan de lucha y, a pesar de reunirse con las conducciones opositoras y sus discursos combativos mediáticos, efectivamente no se impulsó el debate ni la participación de la base, aún marcada por la dura derrota del 2011. De esta forma, mansamente se aceptó la primer oferta del Gobierno de Peralta, oficiando en los hechos de un miserable “techo” para el resto de los trabajadores provinciales.

La oferta, vergonzosamente aceptada sin luchar, consta de un 12% en mayo (retroactivo a marzo) el 8% en Junio, y el paso de un ítem llamado Estado docente al básico en 5 cuotas de 3% y dos cuotas de 4%. Asimismo se reabriría la paritaria en la segunda mitad del año, siempre sujeto a la voluntad del Poder Ejecutivo.

En las asambleas, con baja participación y poca discusión, la Lila llegó a plantear que este aumento rondaría el 55%, cifra mágica a la cual llegan sumando ítems de diciembre y considerando al blanqueo salarial como un aumento, argumentando además que el gobierno decía para afuera que era el 20% para engañar al resto de los trabajadores.

Estos argumentos pueriles, buscan dibujar un acuerdo a la baja, y son justamente funcionales al gobierno ya que los paritarios firmaron un acta que además de condenar a los docentes, va a ser usada para planchar las paritarias de los demás gremios. La amarga verdad, es que la conducción gremial le realizó un inmenso favor a Peralta y Cristina al mantenerse muy por debajo de la pauta nacional, incluso la de los traidores de CTERA.

La noticia del acuerdo fue tomada con sorpresa por la base y llegó incluso a repercutir en medios nacionales, dada la tradición combativa de la docencia santacruceña. De todas formas la conducción de ADOSAC adhiere formalmente a las medidas de “no inicio” pero solo por la infraestructura deteriorada, ya que se aceptó el magro 20%.

En estas condiciones desde la Agrupación Carlos Fuentealba llamamos a redoblar el esfuerzo de impulsar el debate y la organización desde las bases con asambleas por escuela, elección de delegados y fondo de lucha. Masifiquemos la participación para que la burocracia Lila no vuelva a entregarnos sin luchar. Preparemos las condiciones para hacer saltar por los aires el nefasto acuerdo salarial a la baja con que el gobierno de Cristina y Peralta pretenden condenar a los docentes y demás trabajadores de Santa Cruz.

Agrupación Carlos Fuentealba Nuevo MAS – Santa Cruz

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb