Reunión en el Bauen convoca a encuentro obrero en Atlanta el próximo 15 de marzo

Ayer martes 25, por iniciativa del Pollo Sobrero, se llevó a cabo una reunión en el hotel Bauen para convocar un encuentro obrero de lucha y coordinación dentro de quince días. Esta convocatoria salió a partir de un acuerdo entre Sobrero y el Perro Santillán, que con esta iniciativa parece volver al ruedo de la lucha contra el gobierno nacional luego de varios años de estar “guardado”. 

En cualquier caso, la convocatoria es bienvenida. Nos parece que en términos generales tiene el piso mínimo de acuerdos necesarios para realizar un encuentro obrero contra el ajuste K y por intentar poner en pie un punto de referencia independiente de la burocracia en todas sus expresiones, algo tan importante en estos momentos.

La iniciativa es más importante aún cuando desde hace dos meses la izquierda (en primer lugar, el FIT) viene paralizada ante el lanzamiento del brutal ajuste, habiendo quedado claramente por detrás de lo que se necesitaba, que era salir primera a plantear la lucha contra el mismo.

Esto no ocurrió. Pero en el ínterin se ha planteado esta convocatoria, a la que nos hemos sumado en su mesa organizadora desde nuestro partido y con compañeros representativos de nuestro trabajo en el movimiento obrero.

A estas horas se están dando los pasos para poner en marcha la iniciativa. En la reunión de ayer martes insistimos en que la denuncia del rol que viene teniendo la burocracia debía ser más contundente, lo que se refleja en el texto definitivo de convocatoria que publicamos en esta misma edición. Al mismo tiempo, también planteamos que para poner en pie una corriente clasista el texto era evidentemente insuficiente, pero para convocar a un encuentro obrero de lucha, estaba muy bien; de ahí que nos sumáramos de buen agrado a la mesa de preparación.

En cualquier caso, ahora hay quince días para que la convocatoria madure, ver qué otros luchadores, sectores combativos, agrupaciones y partidos se suman, así como ir definiendo más en concreto cómo será el encuentro, qué resoluciones se piensan presentar y, sobre todo, cómo hacer del encuentro un punto de apoyo consecuente para poner en pie un polo de coordinación y reagrupamiento independiente de la burocracia sindical en todas sus expresiones, que pueda ir madurando como una alternativa de dirección para los grandes combates que están en el horizonte.

 

Llamado a la unidad del sindicalismo combativo

 

Luego de una década de gobierno kirchnerista, la realidad del conjunto de la clase trabajadora y de los sectores populares ponen en evidencia que los únicos beneficiados son los de arriba, las multinacionales, los grandes empresarios, los terratenientes, los banqueros y los corruptos ligados al poder.

En la clase trabajadora sufrimos las consecuencias del reciente ajuste lanzado por el gobierno con la inflación y la devaluación, con la caída del poder adquisitivo de nuestros salarios y la profundización de la tercerización y la flexibilización laboral, con suspensiones y despidos.

Además, el encarecimiento del crédito estrangula a las familias que se endeudaron y beneficia a los banqueros. Este supuesto “gobierno popular” avaló a sindicalistas empresarios para que se perpetúen en los gremios, como en el caso de Pedraza, quien defendió sus negocios con las patronales y los funcionarios del gobierno asesinando a Mariano Ferreyra. El gobierno criminaliza la protesta social persiguiendo a miles de luchadores, el ejemplo más repudiable es el caso de los trabajadores petroleros de Las Heras donde se los condenó a cadena perpetua bajo una acusación montada y un juicio fraudulento.

El gobierno nacional, todos los gobiernos provinciales y el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires aplican el ajuste y pretenden poner techo a los reclamos salariales de los trabajadores públicos y privados. En distintas ramas industriales hay despidos y están atacando a activistas, lo cual exige que las organizaciones obreras luchemos conjuntamente por el salario y los puestos del trabajo. Son dos caras de la misma moneda, al contrario del planteo de la burocracia sindical, que busca que aceptemos la baja salarial, bajo el argumento patronal del peligro de despidos y suspensiones.

Tampoco mejora la situación de nuestros jubilados ni de los planes sociales. Mientras tanto el gobierno kirchnerista vuelve a pagar la deuda externa y sus intereses, decide pactar con Repsol y por su parte los gobiernos provinciales entregan vergonzosamente los bienes comunes a las empresas mineras, a las petroleras y a los emporios de la soja. Se continúa hambreando al pueblo trabajador con un ajuste tradicional.

Ante esta situación han crecido las luchas sindicales y populares pero se encuentran aisladas ante la pasividad de las diversas centrales sindicales, donde sus dirigentes, parte de la burocracia sindical, dan una tregua a empresarios y gobiernos y se reúnen con políticos patronales, ajenos a los intereses de los trabajadores y apoyan e integran sus listas partidarias. Lo mismo podemos decir de la propuesta de un consejo económico y social, con la que insisten sectores de la oposición política y sindical, cuyo objetivo es maniatar la lucha del movimiento obrero.

Al no darle continuidad al paro nacional del 20 de noviembre del 2012, que fue contundente, con un nuevo paro y un plan de lucha nacional unificado, la CGT y CTA dejan pasar el ajuste.

Es hora de que los sectores combativos y antiburocráticos que surgen en todo el país, coordinemos nacionalmente el apoyo a las luchas en curso y distintas iniciativas en el camino de un paro nacional y plan de lucha en beneficio de todos los trabajadores.

Este llamamiento tiene el propósito de convocar a todos los sindicatos, comisiones internas, cuerpos de delegados y trabajadores que estén dispuestos a unirse en la acción y a coordinar, más allá del encuadramiento en las Centrales Sindicales y Organizaciones Nacionales a las que pertenezcan.

 

Convocamos a todos los trabajadores a un Encuentro Nacional del Sindicalismo Combativo, para luchar por las siguientes reivindicaciones:

 

– Por un aumento salarial de emergencia. No al techo salarial. Salario reajustado automáticamente a la inflación. Por paritarias libres.

– Abajo el ajuste. Por un salario mínimo igual a la canasta familiar.

– Aumento del 100% en la Asignación por Hijo y los planes sociales.

– Prohibición por ley de los despidos y suspensiones.

– Basta de trabajo en negro y trabajo esclavo. Pase a planta permanente de los  tercerizados y precarizados.

– 82 % móvil para los jubilados.

– ¡Plata hay! Suspensión de los pagos de la deuda externa y altos impuestos a banqueros, multinacionales, terratenientes y grandes empresarios.

– Por la reestatización de los trenes, el subte y las empresas privatizadas bajo el control y gestión de los trabajadores y usuarios.

– No a la criminalización de la protesta social. Absolución de los petroleros de Las Heras y desprocesamiento de los luchadores sindicales y sociales.

Exigimos a las CGT y CTA un paro nacional y plan de lucha unificado por todas estas demandas.

– Por un sindicalismo antiburocrático y combativo, y agrupaciones sindicales democráticas, basado en asambleas en los lugares de trabajo, en el camino de recuperar los sindicatos.

 

Sindicato Empleados y Obreros Municipales de Jujuy (SEOM-Jujuy).

Unión Ferroviaria Seccional Bs. As.-Oeste.

Cuerpo de Delegados y Comisión de Reclamos del Sarmiento

 

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb