En Mar Del Plata, es la cabeza del municipio de General Pueyrredón. El intendente Pulti es un hombre que gobiernan para un grupo de empresarios que tienen a Aldrey Iglesias a la cabeza.  Este personaje es dueño de varios medios de comunicación (como el diario La Capital) del Hotel Provincial y cantidad de empresas y concesión como la del centro comercial que se va a instalar en la vieja terminal. Junto a él se suman los empresarios del puerto quienes hacen fortunas mientras tienen a los trabajadores en cooperativas truchas, precarizados y en negro; y también los empresarios del transporte que se llenan los bolsillos con los subsidios del Estado mientras suben el precio del boleto amparados por el Municipio.

El intendente Pulti, además, es el responsable del vaciamiento de la salud pública municipal, en donde las salitas fueron desmanteladas convirtiéndolas en simples centros de vacunación. En este contexto de negociados para unos pocos y precariedad para la gran mayoría, hay que agregarle que Mar Del Plata se ha convertido en la capital nacional de la desocupación con cifras que rondan el 14%. Frente a esto, la solución que encuentra el intendente y su padrino político, Scioli, es financiar con millones de pesos la policía comunal.

Desde el Nuevo MAS estamos construyendo una alternativa socialista para los trabajadores, las mujeres y la juventud que va a dar la batalla electoral en las PASO de la mano de unos candidatos que nos llenan de orgullo. Encabeza la lista como precandidato a intendente Marcos Pascuán, trabajador del Hospital HIGA y referente de la lucha contra el ajuste a la salud pública, y la precarización de los trabajadores de la salud. Marcos es un trabajador, y es activista de años en el HIGA; cuando tiempo atrás trabajaba en el Casino fue quien puso de pie una lista antiburocrática en las elecciones de la CTA en el 2010, y es por eso que lo persiguió la burocracia sindical y la patronal decidió echarlo. Firme a sus convicciones, cuando comenzó a trabajar en el Hospital en el Área de Compras, comenzó a impulsar asambleas mientras los gremios oficiales, Salud Pública, ATE y CICOP, miraban para otro lado. Marcos es querido y respetado en su lugar de trabajo por su lucha y coherencia.

El Nuevo MAS dará la pelea contra los políticos títeres de la ciudad para construir una alternativa socialista para los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb