En Chacabuco se movilizaron más de 2000 personas en el marco de la campaña #NiUnaMenos. Una movilización que alcanza dimensiones históricas para la ciudad.

Las Rojas estuvimos activamente organizando la marcha con un grupo de activistas que se juntaron al calor de la convocatoria. La discusión central fue con la JP que quería que la problemática no era del gobierno o del Estado, sino de “la sociedad y de la justicia” proponiendo un escenario en el centro de la ciudad en contraposición a nuestra propuesta de finalizar con un acto en la Municipalidad.

Hubo una participación activa de la población en su conjunto que llegaba a la plaza con carteles de denuncia y escucharon atentamente el acto de apertura, en el que intervinimos desde Las Rojas planteando una denuncia al gobierno de Cristina y en el que se logró que pueda hablar Josefina Poy, víctima de violencia de género en su infancia que realizó hace varios años marchas contra su abusador para exigir justicia. El recorrido continuó por el Juzgado de Paz, denunciando a los jueces que encubren a los machistas, y tuvo un punto álgido al pasar por la farmacia de Figueroa Bloise, cuyo dueño está acusado de abuso infantil, la cual tuvo que cerrar sus puertas por la presión de la movilización. Después de pasar por la comisaría el aparato del kirchnerismo se fue de la marcha y quedó la gran mayoria de la gente exigiéndole al intendente Barrientos que el Estado tome medidas para frenar esta ola de violencia, lucha que dimos orgullosamente hasta el final desde Las Rojas y el activismo de Chacabuco, donde conocimos nuevas compañeras dispuestas a sumarse a esta pelea.

 

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb