Un importante paso que nos acerca al triunfo

 

Como viene siendo costumbre en el CNBA, las clases empezaron cruzadas por el debate sobre qué hacer con los cientos deestudiantes que quedan libres cada año.

Los estudiantes presentamos una propuesta que busca avanzar en el proyecto de un colegio menos expulsivo y elitista. El Consejo Superior de la UBA nos contestó con un proyecto cuyo fin es expulsar a los libres de la institucióny que aprobarían el pasado miércoles 23/04.

Los estudiantes no nos quedamos de brazos cruzados y el lunes se realizaron asambleas masivas en los tres turnos que decidieron oponerse al proyecto, tomar el colegio e impedir que el Consejo Superior sesione tranquilo.

Ese mismo día, los docentes en asamblea rechazaron este proyecto por considerarlo antipedagógico y no haber sido consultado con los que trabajan y estudian en el colegio.

La combinación de la legitimidad de la toma, su masividad, la oposición de los docentes al proyecto, y la importante movilización en conjunto con el Pellegrini, hicieron que el Consejo Superior diera un paso atrás decidiendo que el proyecto se discuta en comisiones, es decir que vuelva a los colegios. Esta es una victoriaparcial de los estudiantes porque se le pudo poner un freno al Consejo y marcarle la cancha,aunque de todas maneras no depositamos confianza en su palabra y hay que seguir alertas, haciendo asambleas la semana que viene para seguir luchando.

Desde Tinta Roja cumplimos un importante papel a la hora de dar el debate político de la toma, polemizando con el resto de las agrupaciones cuyas posiciones muchas veces eran confusas.

Claustro Central (agrupación ligada a la franja) y el kirchnerismo sostuvieron que defendían la toma, pero dedicaron sus intervenciones a defender a Zorzoli los primeros, y al Consejo Superior, los segundos. Desde Tinta Roja en cambio, entendemos que más allá de las divergencias políticas que puedan tener, Zorzoli y el CS están (y siempre estuvieron) de acuerdo en regimentar y recortar nuestra educación.

Por otro lado tenemos un debate con la conducción del centro, Oktubre (PO). Los compañeros explican la avanzada del CS como parte de una “pelea de camarillas en la UBA” y llevan ésta como principal consigna de la toma. Pero hace falta preguntarnos: ¿En qué quiere convertir el superior al colegio?

La reforma es antes que nada autoritaria y elitista. Al hacer tanto más difícil permanecer en el colegio, el proyecto busca generar en los estudiantes una insoportable presión individual que transforme el paso por el colegio en un ‘sálvese quien pueda’ donde nadie pueda preocuparse por los demás. Así trata de eliminar la solidaridad entre los estudiantes, y con ello dividirnos y destruir la organización de los estudiantes. Además el proyecto plantea que cualquier estudiante libre queda fuera del colegio lo que incluye a los libres por sanciones.Esto le da una herramienta a Zorzoli y el CS para expulsarnos del colegio por luchar (no sería la primera vez que el rector sanciona por luchar).

Por eso decimos que el proyecto de Oscar García es profundamente autoritario y elitista, y busca destruir la organización estudiantil. Estos objetivos son compartidos por todas las camarillas en la UBA.

Necesitamos consignas claras que nos sirvan para clarificar la pelea y hacernos entender frente a la sociedad. Por eso desde Tinta Roja, levantamos la consigna de “Basta de autoritarismo del Zorzoli y el Superior: que los proyectos los discutan estudiantes y docentes de los colegios”. Es necesario llevar a fondo estos debates para poder dar una respuesta clara a los problemas de nuestra educación.

 

Wino

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb