El gobierno gira a la aplicación de un ajuste brutal

Lo que parecía un ajuste a cuentagotas, las minidevaluaciones; y con trampas, como por ejemplo los precios “cuidados”, ahora se vino con todo: ¡una gran devaluación cuyo primer efecto es que los precios se vayan a las nubes!

Veamos los números: a principios de noviembre e1 dólar oficial se cambiaba a $ 5,94; a fines de diciembre, a $ 6,52; a medidos de enero a $ 6,70. Desde el viernes pasado, por cada dólar se pagan 8 pesos. Ha ocurrido una gran devaluación: ¡en un solo día el peso –y con él, nuestro salario– se devaluó casi un 20%!

Es evidente que Cristina se sube al barco de los empresarios y se dirige hacia el ajuste brutal y a toda marcha para darles la competitividad que habían perdido y que le reclamaban; y como no podía ser de otro modo, Wasiejko aplaude a Cristina.

Otra vez veamos los números: en noviembre, por ejemplo, un empresario que exportaba productos en dólares, como Madanes, o que exportaba soja, vendía por 1 millón de dólares y el gobierno le daba $ 5.940.000. Hasta mediados de enero de 2014, por 1 millón de dólares de exportación, le daban 6,7 millones de pesos. Hoy en día, por 1 millón de dólares, tiene 8.000.000 de pesos. O sea, que de la noche a la mañana, el empresario ganó más de 1,3 millones de pesos por cada millón de dólar exportado sin mover un músculo, sólo con la ayuda del gobierno.

Pero el gran negocio no termina ahí. Los empresarios ganan también con la baja salarial medida en dólares. Veamos cómo queda nuestro salario en dólares. Tomamos la categoría J ($ 37,79) y las horas mensuales, que en promedio son 240. Tenemos que 240 x 37,79 = $ 9.069 mensuales. Esto en noviembre era 9.069/5,9 = 1.537 dólares. A mediados de enero de 2014, era 9.069/6,7 = 1.353 dólares. Hoy por hoy, es 9.069/8 = 1.129 dólares. En concreto: ¡de noviembre a enero perdimos 401 dólares!; así es como se ha deteriorado, de un día al otro, nuestro salario real: ¡una confiscación brutal!

Esto último es así porque, como lo vemos todos los días en el súper, la suba del dólar ya está arrastrando la suba de precios, lo que hace que nuestro salario haya perdido mucho poder adquisitivo, hasta un tercio de su valor real.

¿Qué hacemos frente a este ajuste brutal?

Lo único que se puede hacer es enfrentarlo en serio. Hace meses venimos con el reclamo del premio celular que hoy en día tampoco tiene solución, al igual que las vacaciones fraccionadas; tampoco hay ninguna respuesta concreta a nuestro pedido de 200 horas. Tampoco fue escuchado el reclamo de un plus o doble aguinaldo. Como están las cosas, no podemos esperar hasta junio o julio para tener un aumento.

En medio de esta crisis política y económica, las centrales sindicales deberían estar llamando a un paro por un aumento de emergencia de $ 5.000 para todos los trabajadores (contratados o efectivos, privados o estatales, en negro o en blanco) y la reapertura inmediata de todas las paritarias; pero como son burócratas, les hacen el juego a los empresarios y al gobierno y están muy calladitos. ¡Dejan correr que el salario se hunda mientras todos los precios crecen!

Ya nos aplicaron el aumento en el transporte, los “precios acordados” son una mentira, el látigo del ajuste cae sobre las espaldas de los trabajadores, y ahora encima se vino la devaluación: ¿hasta cuándo van a seguir sin hacer nada?

Entonces cabe preguntarse cómo tomamos en nuestras manos el desafío de evitar el castigo brutal que nos quieren imponer. Desde la Lista Marrón-Agrupación 8 de Mayo una vez más les decimos a los compañeros que no hay otro camino que la lucha. Nos gustaría decirles que con la negociación se conseguirá la solución… pero sería mentirles. Aunque suene cruel, la verdad es que si dejamos todo en mano de los “negociadores”, estamos en el horno. Hay que negociar, pero en condiciones más favorables para los trabajadores, no en los tiempos que les convienen a los patrones.

No hay tiempo que perder, los sectores independientes como el SUTNA San Fernando se deben poner a la cabeza de estos reclamos y tomar una iniciativa: realizar un encuentro con trabajadores de otras fábricas y organizarse para salir lo antes posible todos juntos a reclamar. Ya que no es un problema aislado de FATE, sino de todos los trabajadores. Más que nunca, así como se hizo con el impuesto al salario, hay que salir unificados para intentar frenar este ajuste que cae sobre los obreros.

También advertimos a los trabajadores del gremio que la única manera de frenar a la Central en su intento por rifar el convenio colectivo y la discusión de salario en un combo miserable, sólo se logrará según la capacidad que tengamos los sectores opositores a la Violeta de unificar la política sindical y la fuerza para luchar.

Desde la Agrupación 8 de Mayo-Asamblea, Lucha y Unidad-Lista Marrón llamamos a los trabajadores del gremio a resistir el ajuste que ya comenzó. La devaluación que implementa este gobierno que se dice “popular” impacta de lleno sobre los bolsillos de los trabajadores. La Central con Wasiejko a la cabeza apoya al gobierno, por eso no va a mover un dedo.

Compañeros: más que nunca, Asamblea, Lucha y Unidad para lograr:

 

-Suma fija de emergencia de $ 5.000

-Adelantamiento de las paritarias salariales

-40% de aumento indexado a la inflación

 

Lista Marrón

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb