¡La lucha de las mujeres españolas es nuestra lucha!

¡Que el 8 de Marzo se escuchen las mujeres en todo el  mundo contra los capitalistas y sus gobiernos, por el Aborto Legal!

Miles de mujeres indignadas se levantaron contra el ataque a uno de los derechos más importantes que conquistaron las mujeres con sus luchas en la década del 70 y 80: el derecho a decidir sobre sus propios cuerpos.

Hoy los sectores que quieren imponer que la crisis europea la paguen los trabajadores, las mujeres y la juventud, le hicieron un guiño a la iglesia católica y a todos los sectores más conservadores y reaccionarios de la sociedad.

Esta nueva ley que quiere imponer el presidente Rajoy y su ministro de Justicia, Gallardón, a quien las feministas lo llaman “Fachardón”, implica un retroceso similar a la época del franquismo: elimina la posibilidad de abortar libremente en las 14 primeras semanas de gestación y elimina las malformaciones del feto como supuesto, por lo que el aborto deja de ser un derecho legal convirtiéndose en un delito que sólo se despenaliza en dos casos: violación y grave peligro para la salud física y psíquica de la madre.

De una ley que partía de la concepción de “maternidad libremente decidida” se pasa a una ley de supuestos en donde las mujeres tienen que dar toda una serie de justificativos si quieren decidir sobre su propio cuerpo. En el caso de una violación, tienen que presentar denuncia, con todo lo que ello implica, y sobre la posibilidad de que corra riesgo su vida, esto tiene que ser verificado por dos médicos que diagnostiquen incapacidad a la mujer, que no pueden ser los mismos que llevarían adelante la práctica de interrupción del embarazo ni trabajar en el mismo centro de salud. Por si esto fuera poco, obligan a atravesar un tiempo de reflexión no menor a siete días, en los que la mujer deberá ser informada de las alternativas al aborto, lo que significa abrir las puertas a la asociaciones antiabortistas para sermonear y torturar a las mujeres que quieren abortar. A esto se suma que se les prohíbe a las mujeres de entre 16 y 17 años, quienes en caso de que decidieran interrumpir su embarazo, para hacerlo deben contar con consentimiento de los padres. Como consecuencia de esto, prácticamente el 90% de la mujeres que abortaban hasta ahora quedarán fuera, no podrán abortar. Tendrán o que irse al extranjero y pagárselo, o hacer un aborto clandestino y jugarse la vida.

¿Cuál es la intención del gobierno de Rajoy? Además de que coincide con sus posturas ideológicas, lo que está detrás son claros intereses materiales que responden a las necesidades de toda la clase dominante europea y sus respectivos gobiernos. Por un lado, tener de su lado a la Iglesia para que cumpla un rol de contención hacia los sectores populares, en momentos en que la desocupación, el hambre y la eliminación de todos los derechos sociales se está llevando adelante para salvar los bancos, empresarios, etc. Función histórica de la Iglesia de desviar la lucha por un mundo mejor hacia la esperanza de estar mejor pero en otra vida no terrenal.  Para los capitalistas, en un contexto de crisis más aún, es fundamental que las mujeres cumplan su rol “natural” del cual nunca deberían haber salido: hacerse cargo de criar hijos y de las tareas domésticas, de manera gratuita, ya que la burguesía no puede seguir garantizando (a costa de perder sus millonarias ganancias) guarderías, lavaderos, comedores gratuitos, para que las mujeres puedan ejercer ya sea una vida profesional o lo que quieran. Parte de esto son también los ataques a la salud y educación pública que lleva adelante Rajoy.

La movilización debe ser la estrategia del  movimiento de mujeres de todo el mundo, no sólo para conquistar nuestros derechos sino para defenderlos, porque a la vuelta de la esquina la clase dominante con su personal político se  organiza y nos los arrebata.

El primero de febrero se realizará una de las movilizaciones europeas más importantes contra esta nueva ley, con sede en Madrid. Los trenes de la libertad que van a partir  de distintas partes del país y del resto de Europa, organizados por las feministas y distintas organizaciones, confluirán en la capital española para gritar bien fuerte:  ¡Libres para decidir! ¡Aborto legal ya!

En Argentina, nosotras debemos ser miles acompañando esta movilización en solidaridad con las mujeres españolas pero también luchando para que en nuestro país el aborto sea legal. Cristina, al igual que Rajoy, prohíbe que las mujeres podamos decidir sobre nuestros cuerpos. Y lo sigue demostrando con su acercamiento al Papa, quien en las últimas semanas hizo declaraciones contra el derecho al aborto, dejando en el pasado sus declaraciones ambiguas, que confundían a un sector que confiaba en la apertura de la Iglesia a estos temas. Por esto, Las Rojas y otras organizaciones nos movilizamos este jueves 30 a la embajada de España, en el marco de la movilización que se llevará el 1° en España,  en el camino de ir construyendo una gran movilización el 8 de Marzo a Plaza de Mayo y que se pueda convertir en un jornada mundial donde todas las mujeres les griten a los gobiernos: Nosotras parimos, nosotras decidimos y que la crisis la paguen los capitalistas.

Las Rojas

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb