La campaña electoral por las presidenciales del 2015 no se toma vacaciones. En los medios hablan de “fin de ciclo” cuando quieren decir que va a subir otro gobierno. Pero para los trabajadores hay un fin de ciclo que ya llegó: el ciclo de pleno empleo y paritarias que casi le empataban a la inflación, se terminó hace rato, aunque sigue gobernando el kirchnerismo. La inflación se va comiendo el salario, y la preocupación por el desempleo empieza a rondarnos otra vez.

¿Qué respuesta recibimos del gobierno? Cada vez que la presidenta habla de los trabajadores, parece que estuviera hablando de una clase privilegiada, y nos dice que “agradezcamos que tenemos trabajo”, que tenemos que ser “razonables” en los reclamos gremiales… El mismo gobierno K que al comienzo de su gestión se vio obligado a tomar medidas “populares” para enfriar la confrontación social, hoy se esfuerza para que la crisis la paguemos los trabajadores con la caída del salario frente a la inflación, y salvar las ganancias capitalistas.

La oposición patronal de Massa, Macri y los radicales, hablan de la plata que roban los funcionarios. Pero ninguno de ellos, ni el gobierno K ni la oposición, cuestiona las enormes ganancias que los patrones nacionales y multinacionales tuvieron estos años gracias a explotarnos a nosotros, para que después nos paguen con despidos. Y cuando se les pregunta qué medidas tomarán de llegar al gobierno, todo parece indicar que redoblarán el ajuste que ya está aplicando Cristina.

El ajuste provocó muchas luchas el año que pasó: Gestamp, Lear, Emfer, los docentes, en Buenos Aires y muchas provincias. El gobierno mostró de qué lado está: su respuesta fue la represión policial, no contra las multinacionales que “agradecen” con despidos las ganancias record que sacaron del país, sino contra los trabajadores que cometían el “crimen” de salir a luchar. Incluso la presidenta usó la cadena nacional para tratar como si fueran delincuentes a los trabajadores que pararon la producción de varias automotrices desde el puente grúa de Gestamp, para defender sus puestos de trabajo y los de sus compañeros despedidos.

En el Nuevo MAS levantamos bien alto el derecho de los trabajadores a tomar las medidas de lucha que consideren necesarias. La crisis tiene dos soluciones posibles: la pagamos nosotros, con despidos y caída del salario, o se la hacemos pagar a los patrones.

Pero también queremos luchar por un gobierno que en lugar de declarar ilegal las luchas de los trabajadores, declare ilegales los despidos, y que en lugar de subsidiar a los patrones, les quite de sus ganancias para mejorar salarios y condiciones de trabajo.

En el mismo sentido, sostenemos el derecho del país a desconocer la deuda externa, que es toda fraudulenta, no una parte. El gobierno grita contra los buitres, pero sigue pagando y pagando mientras las escuelas y la salud se derrumban. Ese dinero hay que usarlo para levantar la estructura del país, los servicios y los salarios de los docentes.

Aunque el gobierno K critica las privatizaciones del menemismo, les dejó los servicios a las mismas pandillas de ladrones, como los del ferrocarril, y nacionalizó parcialmente YPF por sólo dos días para volver a entregarla a Chevron. Hay que nacionalizar el petróleo en serio, y utilizar para financiar la explotación el dinero que hoy se va al bolsillo de los buitres.

Para defender estas medidas en favor de los trabajadores, llamamos al FIT, a Luis Zamora y a todos los luchadores que simpaticen con esta propuesta, a levantar una alternativa obrera y socialista unificada en las elecciones 2015. No puede ser que la izquierda independiente, la izquierda que está en todas las luchas obreras y populares, concurra dividida a las elecciones.

Para dar esta batalla presentamos a Héctor “Chino” Heberling, un compañero de gran trayectoria, activista de la huelga con que los ferroviarios resistieron la privatización de Menem, y presente en todas las luchas obreras como dirigente del Nuevo MAS. Y vamos a llevar como candidatos a luchadores obreros, estudiantes que pelean por la educación, y compañeras del movimiento de mujeres que enfrentan la violencia amparada por el gobierno, los jueces y la policía.

Te invitamos a conocer más sobre nuestra propuesta en el interior de este volante, y a sumarte a nuestra campaña.

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb