Entrevistamos al compañero Claudio Presentado, delegado gremial de la UPCP en el Hospital J. C. Perrando del Chaco.



 

SoB: ¿Cómo es tu actividad en el Hospital?

C: Trabajo ahí hace 23 años, soy delegado hace 7 años aproximadamente, hace poquito. Hace un año aproximadamente fundamos la corriente Carlos Fuentealba y estamos tratando de insertarla dentro de la vida sindical, trabajando intensamente con compañeros delegados opositores intentando hacer algún tipo de experiencia discutiendo permanentemente con la burocracia entreguista del sindicato. Lamentablemente este año hubo una lucha muy grande de tres meses con represiones a los trabajadores y a los movimientos sociales.

SoB: ¿Por qué era la lucha, qué se pedía?

C: Era esencialmente por aumento salarial, de $3 000 pesos de aumento al básico; la burocracia cambió absolutamente el tenor de la lucha, como hace siempre, revirtió todo lo propuesto, en vez de hacer un plan de lucha real amontonó días de paro sin sentido. Los discursos y las acciones gremiales nunca tuvieron un sentido político real, el gobierno de Juan Carlos Bacileff, que es el reemplazante de “Coqui” Capitanich, reprimió salvajemente a los trabajadores en mayo y junio respectivamente. Él se presentó como la única víctima cuando en realidad muchos trabajadores fueron salvajemente golpeados y encarcelados. Después de la represión, delegados opositores fueron perseguidos sin el apoyo del sindicato, con unos 6 ó 7 el burócrata arregló por afuera con Capitanich siendo ya Jefe de Gabinete y firmó un tratado a espaldas de los trabajadores levantando el paro con un aumento ínfimo para la mayoría de los compañeros estatales.

 

SoB: El Chaco tiene siempre tradición de que hay mucha represión a la lucha de los trabajadores y los movimientos sociales, incluidos los pueblos aborígenes, ¿es así?

C: Bueno, en aquellas dos represiones UPCP movilizó junto con los movimientos sociales y los aborígenes y el gobierno atacó salvajemente, pero mágicamente el burócrata nunca fue tocado, a pesar de las permanentes provocaciones, a él no lo tocaron, zafó casi milagrosamente, vamos a decirlo así. Pero los movimientos sociales, los aborígenes y los empleados comunes sí fuimos reprimidos, yo no pero por una cuestión de salvaguarda propia de mi discapacidad mis compañeros me sacaron para que no me golpeen, pero sí muchos compañeros fueron muy, muy reprimidos. Hasta el día de hoy ni el sindicato ni el burócrata piden juicio y castigo a ninguno de los responsables políticos, hoy por hoy no hay ningún responsable político preso ni enjuiciado.

SoB: Por último compañero, ¿qué le parece el acto, cómo va a trasmitirlo allá en el Chaco?

C: Yo estoy realmente muy emocionado con esta convocatoria, estamos trabajando mucho en la regional para, como decimos nosotros, salir de la catacumba de la ignorancia y estamos trabajando mucho para reflotarla desde la acción gremial mía en el sindicato. Hace poquito apareció la compañera que en este momento está por hablar: Manuela Castañeira y le dio un gran impulso a la construcción de Las Rojas, hoy trajimos a dos compañeras nuevitas, sumamente entusiasmadas. La regional Nordeste está revolucionada podemos decir y con muchas ganas de seguir creciendo. Y el esfuerzo militante y el compromiso militante de los compañeros, de los viejos militantes, estamos trabajando para ponernos al corriente como todo el partido a nivel nacional.

SoB: ¿Usted es un viejo militante?

C: Yo era militante de los secundarios en el Viejo MAS, después dejé un poco, era simpatizante nomás y hace dos o tres años empezamos a militar en el Nuevo MAS más firmemente en la regional Nordeste que siempre fue pequeña; ahora estamos trabajando par hacerla crecer.

SoB: ¿Y este acto le da fuerza a esa tarea?

C: Mucha fuerza, mucha fuerza realmente, estamos muy emocionados todos los compañeros y realmente no sorprendidos pero sí conmovidos, muy contentos.

SoB: Muchas gracias compañero.

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb