Luchando se gana!  

 

El  pasado viernes 26 por la mañana nos enteramos que Marcelo Girat, el ex suboficial de la  Armada que violo y torturó  a su hija durante 4 años,  fue trasladado a la cárcel de Batan. Esto fue un triunfo para Rocío y todo el movimiento de mujeres que,a causa  de la indignación que generó el fallo de prisión domiciliaria días antes,hicieron sentir su bronca y repudio en todo el país. Rocío, una joven de 20 años, que no entiende de poderes y amenazas sino que los trasciende y los deja en evidencia para que el gobierno se haga cargo, aunque “tenga que mostrar hasta sus huesos para que se haga justicia”.

Por su parte, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, salió a pedir disculpas por los medios a Rocío y su familia por no haber estado antes, lo que nos parece una vergüenza, teniendo en cuenta que el juicio existe desde el año 2011 y parte de la investigación fue dentro de los establecimientos de  la base naval donde Girat abusa y torturaba a su hija. Más vergüenza aun da que Girathaya seguido en funciones, cuando ya desde el  2 de septiembre fue declarado culpable de delito de abuso y que haya sido necesario unescándalo nacional para que se pidiera su destitución.  Desde Las Rojas junto a Rocío exigimos que Rossi se haga cargo de sus promesas  e investigue de inmediato a la Base Naval y todos los cómplices de este abuso.

Basta de justicia patriarcal

En el correr de las horas, uno tras otro los jueces hablaron en los medios para lavarse las manos de la aberración que significaba que el violador se vaya a su casa.  Pero por más agua que tiren lo patriarcal les queda igual.

El Juez Esteban Viñas de Cámara de Apelaciones, quien acepto el pedido de la defensa de prisión domiciliaria, justifico y defendió este beneficio al violador diciendo “que solo el  5 porciento  de quienes reciben este beneficio lo vulneran en esta ciudad”,  es decir que para él desde ya esta bien que un violador este en su casa y le responde indirectamente  a Rocío que solo hay un 5 % de probabilidades de que Girat se escape yla Mate.  Entre tanto, la Fiscalía apelo a la domiciliaria, ya que en el domicilio que figuraba para su arresto, la casa del hermano, viven dos niñas menores de edad.

Por su parte el juez Juan Manuel Sueyro , integrante del Tribuna Oral Nº 3 que llevo acabo el juicio, se refirió a la posición de Rocío en cuanto al apoyo de que recibía Girat por ser Suboficial de la Armada diciendo “ Todo se tergiversa, no tiene nada que ver la armada. Nadie vino a preguntar nada, lo puedo asegurar… El personal de la fuerzas que vino a declarar vio como cualquier testigo, se fue  y siguió su vida, hay mucha fantasía dando vueltas y no es así” se quejo y concluyo: “es algo totalmente casual que sea militar, la causa es contra Gitat, no contra el suboficial, el delito lo cometió el ciudadano, no el militar” (La Capital 25-9-14). Primero nada se tergiversa, la Armada y la Base Naval son cómplices de que los abusos sucedieran allí adentro y lo siguieron siendo durante el juicio al presentar un supuesto “legajo intachable de Girat”.Mucho menos se pude hablar de fantasía o casualidades cuando, al leer la causa en los testimonios de Rocío,se pueden encontrar mucha similitud con los testimonios de los compañeros secuestrados en la última dictadura militar, en la misma Base Naval, aplicando las mismas torturas.

La lucha sigue

En este momento Girat se encuentra en el pabellón de represores de la cárcel de batan, según el Juez sueyro “hasta que la sentencia no quede firme se lo presume inocente”, desde Las Rojas seguiremos en las calles hasta que las sentencia sea firme y Girat se pudra en la cárcel.

Por otro lado, la lucha de Roció es un ejemplo para todas las mujeres, fueron años de juicio, soportando amenazas y la violencia institucional de la justicia patriarcal, hasta que decidió romper el silencio salir a las calles apoyándose en las agrupaciones como Las Rojas e HIJOS. En una semana difundimos el caso en toda la ciudad, movilizamos a tribunales, escrachamos la base nabal y volvimos a las puertas de los tribunales dispuestas a no aceptar ningún beneficio a este milico violador. Ante lo aberrante del fallo de prisión domiciliaria Rocío dio la cara en todos los medios y no se guardo nada, pido la cárcel a su violador y denuncio a todos los cómplices.

Hoy muchas mujeres empiezan a romper el silencio, gracias a la fuerza y el mensaje que les dejo Roció, que luchando se gana.

Mica las Rojas

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb