Temas: ,

Pongamos de pie al movimiento estudiantil junto a los trabajadores

Contra el AJUSTE K y por el NO PAGO DE LA DEUDA EXTERNA

 
El 10 de septiembre se desarrollará un nuevo Congreso Ordinario de la Federación Universitaria de La Plata. Lo que debería servir de herramienta para preparar al movimiento estudiantil de cara a la nueva situación política, una vez más será un congreso vacío convocado en menos de una semana y sin intención por parte de la COPA de debatir nada.
Un año de ajuste K para los trabajadores y estudiantes 
La devaluación de enero confirmó lo que varios veníamos diciendo: comenzaba el ajuste de Cristina. Junto a la pérdida de poder adquisitivo de los salarios con el 20% de devaluación, el Gobierno aplicó el tarifazo en los servicios. El micro aumentó dos veces en lo que va del año y muchos estudiantes y trabajadores nos estamos desayunando con las tarifas que vienen de gas con incrementos de hasta el 600%. En ese marco, se dio la lucha histórica de los docentes de la provincia de Bs. As. y otras provincias. Una huelga que duró más de dos meses, que no se veía desde la época del “maestrazo”, y que superó el miserable porcentaje que quería imponer el gobierno en las paritarias. Lucha que obligó a Moyano a convocar al segundo paro general de la década K, y que paralizó el país, demostrando la bronca que empieza a haber entre los trabajadores. Sin embargo, con el ajuste inflacionario no alcanzó y el Gobierno comenzó con las suspensiones y despidos en la industria automotriz. En mayo se conoció que en esa rama había más de 12 mil suspensiones y que en los lugares donde el activísimo de izquierda había empezado a desplazar a la burocracia, la Santa Alianza de patrones, burocracia y Gobierno se complotaban para echarlos. La gesta heroica de los obreros de Gestamp, tomando el Puente Grúa, paralizando 5 terminales automotrices y obligando a hablar a Cristina sobre la toma del Palacio de Invierno, demostró que los trabajadores van retomando métodos tradicionales de lucha y que no se van a dejar ajustar así sin más. Gestamp, EmFer, Lear y Donnelley obligaron al moyanismo al tercer paro nacional. Aunque una vez más lo hizo una vez terminados los conflictos y no para que éstos triunfen.
Mientras a los salarios se los come la inflación, los precios se van por las nubes y empieza a complicarse el empleo, Cristina avanzaba en su plan de aplicar el ajuste, pagando la deuda, invitando al FMI a que revise los números del INDEC, todo con el fin de la vuelta a los mercados. Finalidad que se le vio dificultada por el fallo del juez Griesa, pero lejos de lo que plantea el Gobierno de Patria o Buitre, está intentando todo tipo de malabares para pagarle a los buitres y que “la vuelta a los mercados” no se frustre por ninguna vía. El kirchnerismo quiere pagar toda la deuda y en esto tienen total acuerdo los presidenciables, sean los Massa, los Macris y UNEN. Y en lo que también están muy de acuerdo es en que esa plata salga del bolsillo de los trabajadores y estudiantes. Cuestión que va a profundizar la lucha y eventualmente que esos conflictos que nombrábamos, cuenten con más protagonismo de la base obrera y en más lugares.
La FULP de Patria Grande duda con la deuda y prioriza la rosca con autoridades y diputados.
Por todo esto, desde ¡Ya Basta! creemos que necesitamos una FULP que prepare al movimiento estudiantil impulsando una campaña política y de lucha por el no pago para conquistar albergue boleto y comedor; que sea parte de las luchas obreras para que la crisis la paguen los capitalistas. Sin embargo, la dirección de la FULP, COPA-Patria Grande, no está a la altura de las circunstancias. En primer lugar, no está a favor de plantear claramente “No al pago de la deuda”. La consigna “la deuda es con la educación”, no significa un planteo de que no hay que pagar. No le dice a los estudiantes que si “no luchamos por el no pago, no vamos a obtener boleto albergue y comedor”. Esta consigna no es casual. La FULP se negó a participar en los piquetes de la izquierda en el paro del 28 y marchó el día anterior con el michelismo, cuyo programa es revisar la deuda (política reformista que Patria Grande comparte como dice su nuevo periódico Cambio Nro. 2). Marcha que políticamente no era contra el gobierno siquiera, sino que iba al Parlamento a pedirle a la oposición que vote los proyectos.
Al mismo tiempo, no impulsa la lucha de los estudiantes sino que siembra expectativa y confianza en el Parlamento para que éste vote proyectos como el Boleto. Política que comparten sin diferenciación desde el MILES y la Franja Morada hasta el reformismo e increíblemente el Frente de izquierda. En palabras de la presidente de la FULP: “tenemos mucha expectativa, porque contamos con el apoyo de todos los partidos, del Frente para la Victoria, la UCR, el Frente Renovador incluso, y también está acompañado de todos nuestros gremios”.( http://www.la-tercera-posicion.com.ar/index.php?viewart=2865) ¡Ya Basta! considera que es muy importante aprovechar cualquier grieta que se abra por arriba, pero siempre apoyándonos en la lucha de los estudiantes, cuestión que la FULP no hace, ni siquiera realizó asambleas por el boleto.
Esta política de confianza es acorde a la política de la Federación en la Universidad. Este año las autoridades de la UNLP se reeligieron y todo lo que proponía la FULP era que se pueda debatir en los órganos antidemocráticos de cogobierno, incluso en algunas facultades, apoyaron decanos como en Exactas. En ningún momento planteó la posibilidad de llevar adelante la lucha por la democratización. Esta política de rosca con los diputados y las autoridades hizo que los compañeros del CAUCE junto a la JG plantearan que en Medicina la solución era que intervenga el Rectorado que también aplica la LES, quedando claramente a la derecha.
Necesitamos una FULP que organice la LUCHA DESDE ABAJO y que plantee el NO PAGO DE LA DEUDA EXTERNA
Frente a un año de inflación y recesión, donde los trabajadores respondieron con grandes luchas y una situación política que avecina más peleas y quizás con mayor participación de la clase obrera ante la profundización de la crisis, no se puede seguir paralizando al movimiento estudiantil. Hay que hablarle con claridad, no mentirle con que sin lucha y sin una campaña política contra el pago de la deuda, se pueden conseguir reivindicaciones profundas como un boleto gratuito y universal para todos. Por todo esto, desde ¡Ya Basta! impulsamos con todo la campaña por el no pago, fuimos parte activa de los piquetes de los paros y acompañamos fuertemente la lucha de Gestamp. Llamamos al FIT y al CAUCE que pongan en el centro organizar la lucha desde abajo y con los trabajadores, por una campaña política por el no pago de la deuda y que la crisis la paguen los capitalistas.

 

¡Ya Basta! Nuevo MAS

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb