Temas: , ,

 

Avance de Franja Morada en una elección polarizada

Los números y las campañas

Del 1 al 5 de septiembre tuvieron lugar las elecciones para definir la conducción del Centro de Estudiantes de Medicina-UBA, después de una gran semana de campaña por parte de RHCombativo, nuestra agrupación. Como explicamos desde estas páginas[1], nos presentamos en El Frente, un frente único que se posiciona como la única alternativa a la política privatista del NEM-Franja Morada, la gestión de la Facultad y el Rectorado. A su vez, constituye un polo político para la vanguardia en Medicina.
Este año, Franja Morada pasó de 42,74% que obtuvo para el CECIM en 2013 a casi un 57% de los votos, en esta ocasión en una elección no obligatoria. Por su parte, El Frente cayó 15 puntos, desde el 40% hasta el 25%. Como tercera fuerza se situó cómodo el MILES con el 6,6%, relegando a Libres del Sur y al frente armado por La Cámpora. En último lugar, con 1,94% de los votos, se colocó el frente constituido por el FER, el MST y la CEPA, quienes claudicaron a Nuevo Espacio presentando una lista que buscaba delimitarse principalmente de El Frente y que si no fue más funcional a la Franja se debió a que fue una marginalidad absoluta.

Mientras el NEM realizó una campaña esgrimiendo como conquistas las migajas que le otorga la gestión de la Facultad y la UBA, desde El Frente realizamos un esclarecimiento sobre cómo esta organización es un partícipe necesario del vaciamiento y la privatización de la Universidad. A su vez, desde RHCombativo agregamos la denuncia a la política de la gestión de Provenzano de excluir de la formación de los futuros médicos cualquier tema vinculado a la salud sexual y reproductiva de las mujeres, una cuestión de primer orden en un momento en el cual el problema de los embarazos por violación y los abortos no punibles está en el centro de la escena.

Un primer balance

Muchos datos dieron los resultados de las elecciones. Uno de los más visibles es la polarización que se dio entre El Frente y Nuevo Espacio-Franja Morada. En este sentido fue un acierto de nuestra organización formar parte de El Frente, que es la única lista capaz de llegar al conjunto de los estudiantes con un planteo de claro enfrentamiento contra Franja y las autoridades. Hay que tener en cuenta que, además de la carrera de Medicina, en la Facultad se dictan diversas licenciaturas a las que cuesta mucho más llegar con política.

Pero, al mismo tiempo, se dio un crecimiento considerable de Franja Morada, no sólo en la Facultad de Medicina sino también en Derecho, Económicas y hasta en Veterinaria, donde el PO retuvo la conducción, pero con escaso margen. El avance de Franja Morada y sus aliados, verdaderas correas de transmisión de las camarillas privatistas en el movimiento estudiantil, se da en las facultades donde ya tenía la dirección de los respectivos centros de estudiantes o gozaba, al menos, de un peso considerable; en ese sentido, no se expresan grandes cambios en la configuración política del conjunto de los centros de estudiantes de la UBA. Sin embargo, en esta primera tanda de elecciones (en cinco facultades de un total de trece) tuvo lugar un fenómeno en cierto sentido opuesto al que se dio en las elecciones del año pasado, en las cuales la novedad fue la recuperación de cuatro centros de estudiantes por parte de frentes formados por la izquierda y el activismo, en todos los cuales participamos desde ¡Ya Basta!-Nuevo MAS. Las alternativas intermedias (representadas fundamentalmente en La Mella-Patria Grande) han perdido peso, dando lugar a una polarización entre las corrientes independientes que son consecuentes en la defensa de la educación pública y dan la lucha junto a los trabajadores por un lado, y las organizaciones estudiantiles de la UCR, el UNEN, el PRO y los K por el otro.

En 2014, el panorama está marcado por la discusión en la vanguardia acerca del ajuste: los grandes temas de debate en el movimiento estudiantil son las suspensiones, los despidos, los paros generales. Al mismo tiempo, no hay una agenda propia que atraviese al conjunto de los estudiantes, como supieron ser la lucha contra la LES en el 2005, el Estudiantazo en 2010 o, en una escala algo menor, la lucha por la democratización del 2013. Esta situación, en esta primera ronda electoral, favoreció a las organizaciones más derechistas del movimiento estudiantil, en desmedro de la izquierda y los luchadores.

Otro dato a tener en cuenta es que ese año el Congreso Ordinario de la FUBA no pasó del grado de tentativa. Franja y sus aliados no tuvieron los delegados para realizar su propio congreso, pero sí fueron capaces de no dar quórum a la convocatoria realizada a principios de año por la actual conducción (PO y La Mella). Este equilibrio inestable puede romperse en un sentido o en otro luego de realizadas las trece elecciones estudiantiles. Una tarea de primera importancia de la izquierda es profundizar el camino de lucha emprendido por los centros de estudiantes recuperados, llevando adelante una valiosa experiencia con el movimiento estudiantil que sume a sectores cada vez más amplios a la pelea. Esta es la única garantía de cortarle el paso a Franja Morada, el MNR, el PRO y los K.

En este marco ¡Ya Basta! viene cumpliendo un rol extraordinario, llegando en este caso con un perfil muy sentido a la Facultad, haciéndonos un lugar dentro de El Frente. Toda una experiencia nueva en una de las facultades más grandes de Latinoamérica y librando una importante batalla contra los sectores más reaccionarios de la Universidad.

Asumimos el compromiso de continuar esta tarea en Medicina y en toda la UBA, para expulsar a los privatistas y por un movimiento estudiantil que salga a dar la pelea por la educación y la salud junto a los trabajadores.

Lara M. y Marcos D.

 

[1] Ver nota “RHCombativo se suma a la pelea en El Frente contra la Franja y los K”, Periódico Socialismo o Barbarie Nº 302.

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb