Desde el Nuevo MAS nos solidarizamos con los compañeros del Ferrocarril Sarmiento denunciados por el ministro Randazzo, repudiamos este ataque porque se trata de una clara persecución gremial y política contra delegados que defienden a los ferroviarios y siempre lucharon contra la burocracia, la privatización, el concesionario Taselli y los negociados que realizaron desde el gobierno los funcionarios de turno.

Randazzo los ataca porque son opositores a la burocracia sindical asesina de la verde, comandada ayer por el amigo del gobierno Pedraza (condenado por el asesinato de Mariano Ferreyra) y hoy por Sassia amigo del gobierno, que le hace la campaña política al ministro-candidato.

Randazzo los atacó para desviar el eje de la discusión con el objetivo de tapar la contundencia del paro del 28/8.

A esta altura no llama la atención la celeridad de la presidenta para difundir la acusación, realmente no llama la atención ya que la presidenta a medida que la situación del gobierno se deteriora, se ha dedicado por un lado a hablar mal de los trabajadores, a los docentes los tildó de vagos, a los compañeros de GESTAMP de ultras, a los ferroviarios de saboteadores, mientras por el otro sube al pedestal a personajes impresentables de la repodrida burocracia sindical peronista como Pignanelli del SMATA o ‘Batallón 601’ Martínez de la UOCRA.

Desde el Nuevo MAS nos ponemos a disposición de los ferroviarios de la Seccional Haedo de la UF para realizar todas las acciones que definan para frenar este verdadero atropello.

 

Héctor “Chino” Heberling

 

 

Petitorio

No al pedido de desafuero a los delegados ferroviarios del Sarmiento

 

Los abajo firmantes nos pronunciamos contra el pedido de desafuero sindical y la denuncia penal contra los delegados del ferrocarril Sarmiento, encabezados por Rubén “Pollo” Sobrero, por parte del ministro de Transporte Florencio Randazzo.

Los acusados son la delegada Mónica Schlottauer, los delegados Edgardo Reynoso, Luis Clutet y Rubén Maldonado, y el trabajador Julio Capelinsky -del sector limpieza-, por protagonizar un supuesto “atentado” contra los trenes.

Está claro que no hubo ningún atentado, ni destrozos. Lo “prueban” los propios videos difundidos por el gobierno. Es una acusación falsa con el objetivo de intimidar a los que luchan y seguir criminalizando la protesta social.

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb