En el marco del parazo nacional contra el ajuste del gobierno, como ocurre desde hace años el Puente Pueyrredon fue un punto de referencia importante. Desde muy temprano fueron llegando las delegaciones de las organizaciones, entre las cuales la del Nuevo MAS fue la primera que se hizo presente con su militancia juvenil y de trabajadores.

En la subida al puente fuimos recibidos por un gran operativo de la Prefectura, que tenía órdenes de evitar el corte del puente. Conforme pasaron las horas, y al verificar que el paro era un éxito, que la gente no salió de sus casas, que los colectivos viajaban vacíos, se consiguió subir y durante el lapso de dos horas, realizar un acto.

Fue muy importante que la jornada estuviera encabezada por los trabajadores en lucha, como los de Honda, quienes con los de Calsa y Shell conformaron un comité (ver nota aparte) que debería ser  la punta de lanza para el reagrupamiento contra el ajuste, los despidos y las suspensiones. Desde el Nuevo MAS nos hicimos presentes con una bandera de la Lista Naranja de Firestone llamando a repudiar el despido de activistas como Facha y Tehuelche, y las suspensiones que se están por venir en la industria del neumático.

Como señalaron nuestros compañeros trabajadores en el acto, este paro es un fuerte golpe para el gobierno, en el marco de una situación donde, si bien está prestigiado por la pelea con los buitres, podría perder el control de algunas dela variables de la economía, y junto con esto se redoblan los ataques de los trabajadores. Si bien la burocracia amiga de Cristina le hizo un favor, y la UTA fue comprada unos días antes, fue la propia gente la que manifestó su bronca parando masivamente. Es hora de que la izquierda ponga manos a la obra y convoque un gran Encuentro Nacional de trabajadores para exigir la continuidad del paro, por un verdadero plan de lucha y por el apoyo a las peleas en curso.

 

Maxi Tall

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb