Ya desde el inicio de la semana en las fábricas, establecimientos educativos, de salud y empresas, los trabajadores discutían si los gremios pararían de conjunto y en particular si pararía UTA, ya que de esa forma estaría la excusa perfecta para adherir a la medida de fuerza.

Porque razones  para parar sobran, no solo la pérdida del salario real, sino que hemos vivido en Córdoba el despido de 59 metalúrgicos en VALEO y el lunes pasado el despido de trabajadores de la metalúrgica Materfer, la continuidad de las suspensiones en las terminales Renault, Fiat, Iveco, CNH , el fracaso rotundo de la negociación de UOM nacional por los despidos de Weatherford, etc., la precarización en la salud con la caída de los contratados, y las pésimas condiciones de trabajo en los hospitales de Córdoba. Estaban dadas las condiciones para un paro total, pero como de costumbre la burocracia de la UOM, SMATA, UEPC,  el SEP de empleados públicos, y ahora se le sumo la UTA, carnerearon el paro ya que ni siquiera hicieron asambleas para discutir la adhesión o no a la medida.

Sin embargo el paro en la provincia fue importante ya que paró la alimentación, y acá se cuenta con gran cantidad de fábricas alimenticias. El paro de camioneros, al afectar el transporte, también afecta a las terminales automotrices con su logística, por lo cual Fiat, Renault e Iveco decidieron suspender a todo el personal el día jueves. Ya cerca del mediodía las escuelas eran un desierto, los padres con buen tino no mandaban sus chicos; por lo tanto en la educación, en la práctica, hubo un paro importante, y en el interior el paro fue total ya que los colectivos de media distancia no circularon. Por otro lado, la ausencia en otro tipo de trabajo también fue importante, como en los call center. Es decir, en Córdoba hubo un gran paro a excepción de las fábricas metalúrgicas.

Gran movilización de trabajadores

El paro del 28 tuvo en la provincia una característica particular, ya que si bien la adhesión en Luz y Fuerza, Municipales y Camioneros fue total, estos tres sindicatos hicieron lo que no se animó a hacer Moyano: convocaron a una movilización que terminó con un acto con más de 5.000 trabajadores, en la que estuvieron presentes organizaciones de izquierda, entre ellas el Nuevo MAS.

SEGUNDA NOTA

El NUEVO MAS PRESENTE PARA GARANTIZAR EL PARO DEL 28

La actividad del Nuevo MAS para garantizar el paro del 28 se hizo presente en Córdoba. Ya desde el lunes iniciamos una agitación con nuestra prensa, no solo en las facultades sino en las principales fábricas, entre ellas Fiat, y en los hospitales de la zona.

El día martes llevamos adelante una volanteada en el polo sanitario de la zona, en particular el Hospital de Niños, y participamos el miércoles en el piquete junto a los trabajadores de Salud, que sumaron a los reclamos del paro las reivindicaciones particulares del sector, en particular la precarización de la salud y la necesidad de la reapertura de paritarias.

Y el 28 nuestro joven partido una vez más se hizo presente a las 5.30 de la mañana, siendo parte de las primeras organizaciones en garantizar desde bien temprano y con todas sus fuerzas el corte del puente Centenario, haciendo el aguante hasta el comienzo de la movilización.

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb