Temas: ,

Esta semana los trabajadores continuaron la lucha con la expectativa que el Ministerio de Trabajo cumpla con un nuevo fallo a favor de las reinstalaciones de los delgados, y mande a un veedor para que haga efectivo su ingreso, cosa que al cierre de esta edición no había ocurrido.

La semana pasada, el Juzgado del Trabajo de la Capital Federal a cargo de la Jueza María Stella Vulcano dictaminó, en medio de la feria judicial, que se deje sin efecto la asamblea “trucha” realizada por el SMATA y le ordenó al sindicato que restablezca en el cargo a los delegados en un plazo de veinticuatro horas. El fallo del Tribunal dice: “Resuelvo: 1- Ordenar al sindicato SMATA no innovar en el cargo gremial y condición de delegados gremiales de los actores Rubén Darío Matu, Silvio Darío Fanti, Gustavo Daniel Farías y Gustavo Enrique Troccaioli, suspendiéndose los efectos de las resoluciones que habrían sido tomadas en la asamblea convocada por el consejo directivo nacional del SMATA de fecha 17 de julio de 2014 y hasta tanto no se dicte sentencia en la cuestión de fondo”.

Según la sentencia esta debía ser cumplida en el plazo de 24 horas por la burocracia sindical bajo apercibimiento de aplicársele una multa de dos mil pesos por cada trabajador y por cada día de incumplimiento.

También ordenó que las reinstalaciones deben efectivizarse a través del Ministerio de Trabajo y que este puede usar la fuerza pública.

El lunes 4 el Ministerio de Trabajo informa en un comunicado de Prensa que: “1) Desde el principio ha intervenido en este conflicto en el marco de sus facultades, incluso desestimando el Procedimiento Preventivo de Crisis pedido por Lear, porque la empresa no acreditó la situación de crisis, quedando invalidadas las suspensiones y despidos que se hubieran implementado invocando dicha causa.

2) Frente a los posteriores despidos, este Ministerio convocó a las partes (al SMATA y a la empresa), a sucesivas audiencias para lograr la reincorporación de los trabajadores.

3) Se deja constancia que el Ministerio de Trabajo, no ha emitido ninguna Resolución convalidando la legalidad de la Asamblea efectuada para la revocación del mandato de los delegados.

4) Como surge de las actas, exhortó a las partes “a avanzar en la normalización del empleo en la Empresa, así como garantizar el pleno respeto de la ley N° 23.551 de Asociaciones Sindicales, con el fin de resolver en forma definitiva el conflicto.” Principio que seguimos sosteniendo.

5) A la fecha, como resultado de las gestiones realizadas, hay 61 trabajadores reincorporados y 123 han decidido retirarse.

6) Con relación a los delegados, estos han recurrido a la Justicia, la que ha dictaminado su reingreso y encomendado -el día viernes 1° a la tarde- al Ministerio de Trabajo, el cumplimiento de la manda de acompañar al delegado. Acatando de inmediato el fallo, este Ministerio en el día de la fecha, procedió a designar los funcionarios competentes y solicitó el libramiento del mandamiento correspondiente, donde deberá consignarse expresamente el auxilio de la fuerza pública para el resguardo de la integridad física de los funcionarios y trabajadores.”

Según el Ministerio son más buenos que “Lasy” y siempre actuaron a favor de los trabajadores. Nada más lejano de la verdad.

El SMATA y el gobierno: un solo corazón

El gobierno nacional está aplicando un brutal ajuste a los trabajadores en general pero en el SMATA adquiere la particularidad de una ofensiva contra los delegados independientes, este ataque de la burocracia de Pignanelli tiene pleno acuerdo del gobierno nacional y provincial.

Recordemos que en el conflicto de Gestamp el ministerio de Trabajo de provincia llegó al bochorno de hacer la maniobra escandalosa de revocar la conciliación obligatoria dictada por ellos mismo unos días antes. Tomada puede cuidar más las formas pero el contenido es el mismo: ayudar a la empresa y al SMATA a que pasen los despidos y la revocatoria de los delegados.

En el comunicado del Ministerio, que reproducimos completo, lo que no dice Tomada es por qué después de casi dos meses de una lucha que es pública y notaria, no dictó la conciliación obligatoria y en los hechos mantiene la situación como un conflicto pluri individual, es decir, no como lo que es: un conflicto colectivo.

El ministerio es una parte fundamental de la política de la empresa y el SMATA de llevar a los compañeros al arreglo económico individual y de llevar a la lucha a la larga apostando al desgaste y la desmoralización de los compañeros.

En relación a los delegados también la política es dejar que el SMATA descabece a la interna. Recordemos que antes de este fallo, hace más de un mes los delegados tienen medidas cautelares a su favor y que jamás hizo nada para que se cumplan.

Más aun el ministerio en el punto dos reconoce que convocó a las partes (empresa y SMATA) pero no convoco a la comisión interna, una cuestión democrática elemental, es decir, recibir en el mismo acto a la parte que directamente es afectada. Tomada cuida las formas pero están buitre como Lear.

Imponerle al gobierno que reingresen los delegados

Lograr efectivamente que entren los delegados seria un importante logro de la lucha pero para lograrlo hay que imponérselo al gobierno que no sólo es parte de la política de la Verde y la empresa sino que se hace el distraído y mira para otro lado cuando los fallos no le gustan, más debe ayudar al SMATA hacer las apelaciones. Por eso mientras se sigue con el fondo de lucha, mientras se sigue trabajando con los compañeros de adentro para unir a los despedidos con los no despedidos, hay que empezar a preparar una gran marcha plaza de Mayo de todos las luchas y encabezada por los compañeros de Lear para apuntarle y responsabilizar al Gobierno de Cristina sobre los despedidos, las suspensiones, la represión y el ataque a las comisiones internas y delegados independientes.

Rodolfo Torres

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb