Las Rojas, junto con otras organizaciones LGTBI y de lucha contra la opresión sexual, escrachamos al presidente ruso Putin en su visita a la Argentina la semana pasada, mientras Cristina lo recibía con los brazos abiertos y montaba un fuerte operativo policial en la embajada rusa.

En julio de 2013, durante el gobierno de Putin, se aprobaron una serie de leyes “contra la propaganda homosexual” que prohíben expresamente derechos básicos del colectivo GLTBI, ya que la ley define como “propaganda” a todas aquellas manifestaciones públicas sobre relaciones con personas del mismo sexo. Incluso se ha prohibido en Moscú la marcha del orgullo, que se hace cada año en todo el mundo, y que los activistas rusos continúan haciendo enfrentando la represión y las detenciones. Este marco legal ha envalentonado a los sectores más conservadores y reaccionarios de la sociedad, por lo que han aumentado los ataques y la discriminación a las personas no heterosexuales.

Por esto nos sumamos a participar de esta actividad de lucha por los derechos GLTBI, entendiendo que nuestros derechos se conquistan en las calles, peleando de manera independiente y siendo solidarias con el conjunto de los oprimidos en todos los lugares del mundo, contra el régimen represivo de Putin y sus instituciones reaccionarias y repudiando la bienvenida que le dio el gobierno de Cristina a nuestro país.

 

Corresponsal

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb